Twitch: Nuevo código de comunidad y más sanciones

Actualidad

Evitar el odio y absuo en Twitch

Desde hoy mismo Twitch implementa su nuevo código de conducta para la comunidad. Cambios en las penalizaciones y exigencias a usuarios, tanto creadores como audiencia, que intentan lograr una comunidad alejada del comportamiento que promueva el odio. Twitch se compromete, en general, a ofrecer un seguimiento más preciso y menos permisivo con las conductas de odio y acoso en la comunidad. Estas nuevas medidas de control comienzan a aplicarse hoy, 5 de marzo.

La plataforma mira directamente a los creadores, ya que los considera: “modelos y líderes de comunidades que crean a su alrededor”. De esta forma, piden que no sean permisivos con las conductas de odio por parte de su audiencia, y, sobre todo, “Twitch no debe usarse para incitar, alentar, promover, facilitar u organizar conductas de odio y acoso dentro o fuera de Twitch. Se suspenderán canales y comunidades que lleven a cabo estas acciones”.

También hay un apartado muy importante respecto al contenido y conducta sexual. Lo que analiza Twitch ante los reportes de contenido sexual, es si se está utilizando una conducta sexual como un camino para ganar audiencia. Ante esta perspectiva, aportan unas líneas básicas respecto al código de indumentaria: “Recomendamos que los creadores utilicen una vestimenta que sea apropiada para contextos públicos y lo que está retransmitiendo”. Hablan específicamente de la ropa de baño, que la utilizan como ejemplo: “Un bañador sería apropiado, por ejemplo, para hacer streaming en una playa pública”, de lo que se deduce que no es ropa apropiada para hacer streaming en un cuarto. Sin embargo, cabe decir que las líneas marcadas respecto a la vestimenta todavía parecen muy vagas, y de una aplicación discrecional.

Análisis más allá de Twitch

Por último, una parte en la que se hace mucho hincapié es en que se penalizará también el acoso y abuso por parte de comunidades de Twitch fuera de la propia plataforma. Se pueden reportar usuarios de Twitch con links de otras redes sociales, y siempre que sea fácil conectar el usuario de Twitch y sus otras cuentas la plataforma de vídeo aplicará sanciones. Por ejemplo, si una comunidad de Twitch se organiza para acosar a alguien en Twitter, bajo las nuevas líneas de conducta de Twitch la plataforma de vídeo sancionaría a ese grupo.

Estas líneas de conducta actualizadas siguen la tendencia de lo que ha venido promoviendo también YouTube. El portal de vídeo de Google anticipó hace unas semanas penalizaciones más duras para los creadores que violasen su código de comunidad. Otras alternativas las encontramos en League of Legends, que a través de la iniciativa de premios al honor y la deportividad, lo que trata es de incentivar el fair play de sus jugadores.

Estos movimientos responden a una problemática real de abuso y comportamiento de odio en redes sociales. El programa Salvados de La Sexta mostraba en el capítulo Compartiendo odio algunos casos de abuso en redes sociales. A su vez, el televisivo Pedro García Aguado daba pistoletazo a una asociación, Stop Haters, para intervenir en casos de acoso cibernético entre jóvenes. De igual modo, las instituciones europeas están preocupadas por la actitud permisiva de las grandes redes sociales, y durante 2017 la Unión Europea avisó de que esta permisividad terminaría siendo multada. Como se muestra, todas estas variables están dando lugar a un giro de las grandes redes sociales, Twitch en este caso, a fin de favorecer comunidades más saludables para todos los usuarios.

twitch.jpg Captura de pantalla

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana