Steam se enfrenta a problemas legales en Australia

Actualidad

La política de devoluciones de la plataforma Steam es clara y similar a la presente en cualquier tipo de software: una vez comprado, no se pueden realizar devoluciones salvo circunstancias que lo justifiquen al cien por cien.

Esta condición común a las tiendas físicas, donde habitualmente no puedes "descambiar" un videojuego a menos que esté en su envalaje o que tenga desperfectos claros, pone al servicio de VALVE en un aprieto en Australia.

Y es una medida tan común como ésta choca contra algunas de las leyes locales de comercio establecidas en el citado país y ponen en entredicho la operatividad de VALVE en este mercado. La compañía se enfrenta a una posible violación legal.

Con todo, desde VALVE son optimistas y en un comunicado a Kotaku Australia advierten que el sistema de reembolsos de juegos sigue normas internacionales, pero que está sujeto a cambios específicos de cada territorio en caso de ser necesario.

A pesar de la política general, la compañía capitaneada por Gabe Newell sí que ha realizado devoluciones cuando el título adquirido ha contado con problemas técnicos o no ha ofrecido lo que inicialmente prometía en su página de producto.

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana