Crash Bandicoot: N. Sane Trilogy (PS4)

PS4, NSW, PC, XBO

Imagen de Crash Bandicoot: N. Sane Trilogy (PS4)

Sobre los juegos de plataformas en 3D, ¿abiertos o lineales?

PS4, NSW, PC, XBO, PS4, XBO Actualidad

El impreciso momento de los plataformas en tres dimensiones

El género de los plataformas tridimensionales vivió en 2017 un momento dulce, de renacimiento después de una época donde muy pocos estudios cultivaban lo que en los 128 bits era un referente. El camino lo trazaron Snake Pass, Crash Bandicoot: N. Sane Trilogy, Yoka-Laylee, Super Cludbuilt, Macbat 64, Skylar & Plux, Poi, A Hat in Time, Super Lucky’s Tale o Super Mario Odyssey.

Pero a pesar de tener en común su mundo recreado en completas tres dimensiones, lo cierto es que su forma de interpretar la materialización de un género se llevó a cabo de maneras muy diferentes.

Spyro Reignited Trilogy llega el 21 de septiembre

crash_spyro.png Captura de pantalla

Linealidad y apertura; habilidad y aventura

Lo más sencillo es trazar una línea entre los que se basan en la linealidad y los que apuestan por mundos más abiertos. Por un lado, Crash Bandicoot se presentó con sus señas de identidad: ir de A a B deleitando al usuario con un desafío, un gran diseño de escenarios y muchos, muchos saltos. Era una cuestión principalmente de habilidad.

Por su parte, los de mundos más abiertos como Yooka-Laylee, que reescriben lo que hizo historia en los noventa con apuestas como Banjo-Kazooie o Spyro, basan más su experiencia en la aventura, en la sensación de descubrimiento. “Tráeme las 5 plumas doradas”, por ejemplo. Aquí no solo tenemos que estar pendientes de calcular bien el salto sino de posicionar también la cámara.

Evolución de ventas de todos los Super Mario en 3D

A Hat in Time (PC) Captura de pantalla

Entonces, ¿en qué lugar nos encontramos? ¿Adónde se dirige el género?

Después del intachable éxito en todo el mundo de la insana trilogía del marsupial, en septiembre tendremos de vuelta a su colega Spyro, el dragón de Insomniac con quien guardaba muchas más diferencias de lo que parece.

Y es por ello que algunos nos preguntamos si hay todavía cabida para esa manera de hacer videojuegos plataformeros, si el estilo de los noventa no ha envejecido cuando rozamos el final de la década. Si puede haber dejado de sorprender.

El impacto que supuso en 2017 Crash Bandicoot se ratificó con el excelente trabajo de Vicarious Visions mejorando y adaptando el control; la tarea de Toys for Bob con Spyro debe ir más allá de lo gráfico para que los que podamos desconfiar cambiemos alegremente de opinión.

Si hay algo que nos tranquiliza, no obstante, es que el género de los plataformas 3D está realmente vivo.

crash_xbox.png Captura de pantalla

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana