Iker, Cristiano, Bale y en octavos

Actualidad

cristiano-benzema.jpg Captura de pantalla

El Madrid no ganó en Turín porque no necesitaba ganar. La Juventus no venció porque es infrecuente que se impongan los equipos inferiores. Los entrañables abrazos del final tienen una doble explicación: los grandes se respetan y los italianos necesitan que el Galatasaray pierda en el Bernabéu en la próxima jornada. Después, si antes no hay resbalón ante el Copenhague, les quedará puntuar en Estambul para pasar a la siguiente ronda. Amici, quién sabe si volveremos a vernos.

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana