GameCube cumple una década de existencia en Europa

Evento

Tras los aniversarios de Dreamcast, PlayStation 2 y Xbox, ya le tocaba a la benjamina de la pasada generación, GameCube el celebrar su onomástica europea -la japonesa y americana fueron en septiembre y noviembre de 2011 respectivamente-. Y así lo hizo ayer, 3 de mayo.

Siempre buscando esa senda personal que ha caracterizado a todos los productos Nintendo desde el inicio de los tiempos videojueguiles, la compañía de Kyoto abandonó el tradicional cartucho -Nintendo 64 era la única de la generación pasada que aún lo usaba- para abrazar el curioso miniDVD. Pero, a pesar de no contar con un espacio como un DVD completo y tener que comprimir más el software, GC brindó algunos de los mejores juegos de la pasaga sexta Gen.

Comenzando por Resident Evil 4, un portento gráfico que nadie creyò que fuera posible en ese cubito de aspecto infantil y controlador evolucionado del de N64, y que tuvo que ser reducido para que PlayStation 2 -tecnicamente inferior, pero infinitamente más popular- pudiese ejecutarlo de manera también brillante.

La saga estrella de Capcom brilló con luz nintendera dos veces más, brindando a GC dos de los Biohazard considerados por muchos como la cúspide de la saga, que fueron el remake del primer Resident Evil y el magistral RE Zero, inicio absoluto de todo el arco argumental de la serie. Pero como no solo de zombies vive el jugador, GC nos conquistó con el agua de Super Mario Sunshine y la diferenciada bellleza de los Zelda The Wind Waker y Twilight Princess.

Y hay más, como la magistral y laureada serie de aventura Metroid Prime, la joya cazafantasmera Luigi's Mansion -tanto es recordado el juego, que tendrá una secuela en 3DS-, la perfección visual y adrenalítica de la saga Star Wars: Rogue Squadron -entregas entre el Top Ten de juegos Star Wars-, el terror desquiciante del atmosférico Eternal Darkness: Sanity's Requiem, los roleros Baten Kaitos: Eternal Wings and the Lost Ocean y Final Fantasy Chronicles, el digno sucesor F-Zero GX -de mortal y extrema dificultad- o uno de los juegos más buscados por sites como eBay en los que sus copias alcanzan altísimos precios: el remake del primer Metal Gear Solid llamado The Twin Snakes. Todo ello con la limitación del 1,5 GB de los MiniDVD que no fue óbice para conseguir algunos de los juegos con mayores puntuaciones de la Historia.

Dotado de un controllador cismático en cuanto a opiniones -hay quienes lo considera el peor de la historia junto al pad de Xbox, y hay quienes alaban su comodida y ergonomía-, y con periféricos para conectarla por ejemplo con Game Boy Advance, GameCube se mantuvo siempre en tercer puesto, tras Xbox y PS2. Sus 22 millones de consolas vendidas contrastan con los más de 150 de PS2 (que sigue subiendo, ya que el sistema sigue a la venta), aunque se mantuvo delante de Dreamcast.

Puede que no fuese la reina de la Sexta Generación, ya que esa corona pertenece a PlayStation 2, pero aquellos que se hicieron con una Game Cube en su momento, a pesar de que su librería Third Party no era tan vasta como la de sus rivales -aunque tuvo bastantes conversiones-, seguro que siguen atesorando en el recuerdo cientos de momentos jugando a algunos de los títulos más impresionantes de la pasada Gen, tan arraigados en su memoria como en la de un servidor la vocecita de Luigi preguntanto tímidamente al vacio "¿Maaariooo?". Felicidades GameCube, y a Nintendo, porque esa medalla de Bronce que obtuvo antes de catapultarse al éxito con Wii sigue enchufada aún en los televisores de muchos de nosotros.

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana