España se acostumbra a perder

Actualidad

1412876097_881988_1412923288_noticia_grande.jpg Captura de pantalla

Fue un partido plagado de malas noticias. La peor, el resultado, pero también resultaron inquietantes el mal fario de Diego Costa, el mal hábito de deshacerse al primer contratiempo y un error grosero de Casillas que volverá a enturbiarlo todo. Si Del Bosque se le ahorra en Luxemburgo sonará a castigo. Si le pone, a complacencia. La Selección no fue peor que Eslovaquia, pero ha perdido ese porte de infalibilidad que la ha acompañado en los últimos tiempos, donde siempre asomaba una solución. Ahora ha aprendido a caer. Fue la primera derrota en una fase de clasificación desde 2006, un dato, un síntoma y un aviso. También un obstáculo en la reconstrucción que se adivinaba tras la goleada a Macedonia.

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana