El gran momento de Cristiano provoca un debate mundial

Actualidad

Hace dos semanas, Joseph Blatter, presidente de la FIFA, mostró su determinación a eliminar la repesca como fórmula de segunda instancia para llegar a un Mundial. Quizá ya intuía que el Portugal-Suecia que se avecinaba agravaría el enredo en el que se había metido aquella desdichada tarde en la Universidad de Oxford, cuando, de un golpe, se inclinó por Messi como Balón de Oro y ascendió a comandante a Cristiano. Ahora se enfrenta al clamor mundial en favor del portugués y a la acusación general de que reabrió las votaciones al galardón para evitarle el ridículo a la FIFA y no por la baja participación de electores, que fue la excusa oficial.

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana