El día en que Quentin Tarantino se enfadó y hundió su proyecto

Actualidad

quentin.jpg Captura de pantalla

Hasta los más grandes tienen un mal día. Y Quentin Tarantino tuvo ayer uno malo malo. Por culpa de alguien cercano a él, o -la versión que parece que el cineasta cree- por culpa del representante de un actor cercano a él, el guion de su nuevo proyecto, el western The hateful eight, se había filtrado. Y ayer, en una entrevista con la web Deadline, tras confesarse "muy muy deprimido", decidió cortar por lo sano: adiós al western, hará otra cosa: "Tengo diez ideas más en la cabeza".

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana