El abogado Thompson propone un "original" videojuego

Actualidad

Jack Thompson, un abogado que ha convertido en una cruzada personal la crítica feroz contra los videojuegos, se ha destapado en una carta abierta dirigida a los periodistas estadounidenses. Thompson propone una idea para un videojuego y lanza el guante a la industria de los videojuegos para que la conviertan en realidad. Además, asegura que donará diez mil dólares a la entidad caritativa que elija Paul Eibeler, el presidente de Take Two, si el proyecto acaba con éxito.

La carta en realidad es un ataque personal que rebosa humor negro y mal gusto contra Eibeler, su empresa Take Two, editora de la saga GTA, y la industria de los videojuegos en general. El protagonista del videojuego de Thompson sería Osaki Kim, el padre de un estudiante de instituto al que mató un chico de 14 años con un bate de béisbol. El asesino casualmente jugaba habitualmente con un videojuego en el que debía matar a gente con un bate de béisbol.

El argumento empieza en un tribunal de justicia de Los Ángeles, donde el asesino espera su condena. Allí Osaki Kim jura venganza contra la industria de los videojuegos y reúne un variado arsenal que incluye desde machetes y pistolas hasta bates de béisbol y cócteles Molotov. Su primera parada es la casa de la consejera delegada de la empresa Take This, la productora del videojuego que entrenó al asesino. O.K. mata a la consejera delegada, que casualmente se llama Paula Eibel, a su marido y a sus hijos y después se mea en trozos del cerebro de las víctimas esparcidos por el suelo "como se hace en los policías decapitados del videojuego Postal 2".

La próxima parada de O.K. es Filadelfia, donde se carga a todos los empleados del bufete de abogados que protege a Take This. Pero O.K. no ha completado aún su venganza y ahora, con el FBI tras sus pasos, se dedica a asaltar tiendas de videojuegos online y offline porque no habían pedido la identificación a los menores que han comprado videojuegos violentos. La traca final del videojuego de Thompson ocurre el 10 de mayo de 2006 en Los Ángeles, el día de la inauguración del E3. Allí O.K. aprovechará la concentración de directivos de la industria de los videojuegos para acabar con todos ellos.

La moraleja de este cuento de Thompson no tiene desperdicio y él mismo la explicita en su carta: "¿Qué te parece, industria de los videojuegos? Tengo la idea y vosotros tenéis la tecnología. Es todo una fantasía, ¿verdad? Un juego de este tipo no puede hacer daño, ¿verdad? Seguid adelante, magnates de los videojuegos. Apuntad contra vosotros mismos tal y como apuntáis a otros. Os desafío."

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana