Dreams (PS4)

PS4

Imagen de Dreams (PS4)

Dreams, la promesa oculta de Sony

PS4 Actualidad

Media Molecule es el estudio “raro” de Sony. Mientras el resto de estudios de la compañía se han concentrado en crear experiencias donde la narrativa y la cinematografía son protagonistas, el estudio británico se ha concentrado en crear experiencias únicas que ningún otro estudio ofrece. La generación pasada concentraron sus esfuerzos en la saga Little Big Planet, una serie de excelentes títulos que aparecieron tanto en PS3 como Vita en los cuales reinaba la creatividad. Mientras los plataformas del momento descubrían las virtudes de los controles extremadamente precisos y la dificultad más brutal Little Big Planet era un juego orientado a toda la familia, donde la creatividad y comunidad eran los valores principales. Crear era tan importante como jugar y la posibilidad de compartir tus creaciones de forma intuitiva y dinámica sus mejores bazas. Ya hacia el final de la pasada generación Media Molecule demostró que también tenía las habilidades para crear un juego algo más tradicional y el excéntrico Tearaway se ganó nuestros corazones con su excelente jugabilidad de plataformas 3D. No solo eso, sino que fue uno de los pocos títulos en aprovechar todas las posibilidades jugables que ofrecía la Vita como hardware, lo que unido al característico estilo artístico del estudio lo convirtió en el título referente de la consola.


Durante los últimos cuatro años Media Molecule ha estado trabajando en el próximo gran paso de la compañía: Dreams. Viendo la conferencia principal de Sony en este último E3 uno podría desconocer este título, pero lo cierto es que a pesar de no aparecer de forma jugable en la presentación estuvo presente en forma de las pequeñas presentaciones audiovisuales que se sucedían entre títulos. Afortunadamente el E3 es más que esas masivas conferencias y más adelante tuvimos el placer de disfrutar de dos demos jugables del título en el escenario principal de la compañía. En la primera de ellas nos mostraban las posibilidades que tiene el motor de Dreams para la creación de contenido, en la siguiente nos hacían una demostración de la fluidez con que podemos explorar las creaciones de otros y las posibilidades de las mismas. A lo largo de este texto exploraremos dichas demostraciones en profundidad para que podáis haceros una idea de lo que este título podrá ofrecernos.

Creación sin límites

La primera presentación comienza con la elección de nuestro “diablillo”, una especie de pequeño monstruo que nos representará en el mundo de Dreams a la vez que actúa como cursor. Como todo, es completamente personalizable. En este caso no daría tiempo a crear un juego completo, por lo que el representante de Media Molecule abrió un precioso menú hexagonal con el que explorar las docenas de creaciones de Dreams y escoger una que modificar a su antojo, lo que llaman un “remix”. Cabe destacar ya mismo el impresionante diseño de menús de Dreams, que no tiene nada que envidiar al resto de la industria y nos atreveríamos a decir podría ser un referente en la misma. Elegantes, bonitos y aparentemente sencillos de navegar, está claro que desde Media Molecule se ha trabajado para crear una interfaz que no solo sea extremadamente intuitiva sino que presente su contenido al usuario de la forma más eficaz y eficiente posible.

La forma de controlar Dreams no nos da tanta confianza. Por defecto usaremos la cámara de Playstation 4 para controlar a nuestro diablillo moviendo nuestro Dualshock a través de las tres dimensiones. Es cierto que en primer lugar parece una forma tosca de controlar el juego, pero la posibilidad de movernos en tres ejes parece poder simplificar substancialmente el proceso de creación, haciendo el modelar en tres dimensiones más simple que incluso con el tradicional ratón.  Nuestras dudas están en si será una forma comoda y precisa de controlar el juego en el largo plazo, pero desde luego el experimentado veterano de Media Molecule no parecía tener problemas.

Dreams (PS4) Captura de pantalla

Una vez seleccionado el nivel con el que iban a experimentar, comenzaron a demostrarnos lo extremadamente simple que es crear terreno con sus herramientas. Seleccionando un arbusto y usando la herramienta de clonación fueron capaces de crear una agradable sección del mapa en cuestión de minutos. Aun más impresionante fue el hecho de que pudiese probar su nueva creación en cuestión de segundos, habiendo literalmente ninguna demora al saltar de la fase de creación a la de testeo.

Después decidieron salirse un poco del sendero que solían seguir en esta demostración y crear un  NPC para el pequeño escenario de juego. Usando de nuevo el fantástico sistema de búsqueda de contenido del juego encontró rápidamente un viejo tronco de árbol con el que crear dicho personaje. Tras importarlo al escenario intuitivamente usó la herramienta de clonación para crearle unos brazos y la herramienta de modelado para crearle unos simples ojos rojos. Aquí vemos por primera vez el menú de edición, con el que podemos modificar completamente nuestros modelos. Usando una de decenas de opciones hace resplandecer a los ojos con una tenebrosa luz escarlata que refleja inmediatamente en los objetos cercanos. Una demostración sencilla pero no por ello poco impresionante.

Acto seguido vemos también la interfaz de animación, con la que logra que nuestro enemigo arbóreo patrulle el escenario de juego de forma amenazante. Con la ayuda del micrófono de la PS4 el representante de Media Molecule procede a grabar un escalofriante murmullo con el que dar voz a nuestro enemigo y en apenas tres pasos lo convierte en un enemigo que daña a nuestro personaje al entrar en contacto con él. El proceso completo llevo apenas cinco minutos, cuando nos aseguran un profesional de la industria tardaría media hora en hacer algo parecido. Por supuesto, aún no sabemos si el motor de Dreams será capaz de labores más delicadas pero parece destacar en su simpleza.

Dreams (PS4) Captura de pantalla


Como último obstáculo y de nuevo de manera muy sencilla creó una plataforma voladora que deberíamos sortear para llegar a una recompensa final. Dichas recompensas serán creadas también por los jugadores, que podrán ofrecer sus preciados modelos o canciones como oferta por completar uno de sus niveles. Pero aun faltaba algo, algo verdaderamente importante para cualquier videojuego y que haría que pasáramos de ver a Dreams como un pequeño experimento de Sony a estar seguros de que Dreams podría ser uno de los grandes títulos de la consola. Faltaba la música.

La interfaz de creación de música supone la misma revolución que en su día pudo ser Mario Paint. Estamos hablando de una serie de herramientas que una ferviente comunidad podría usar durante años para crear prácticamente cualquier cosa. Usando de nuevo la interfaz de exploración escogieron una base de percusión y sintetizador sobre la que pintar su lienzo musical. Después se escogió entre una serie de instrumentos para seleccionar un potente bajo eléctrico. A continuación y con otro excelente menú, se hizo música. Usando Dualshock como cursor y los botones como notas el representante de Media Molecule grabó en cuestión de segundos un pegadizo "riff" de bajo. Poco después la presentadora de Sony usaba el mismo sistema para crear otra capa de sintetizador con la que adornar la canción.

Dreams (PS4) Captura de pantalla

Una vez terminado el proceso al reproducir dicha canción pudimos ver otra demostración de lo bien que lucen los menús del título. Las notas se representan de forma tridimensional, de tal forma que podamos apreciar perfectamente la composición total de nuestras melodías. Aquí cabe mencionar que si los menús ya impresionan en una pantalla tradicional, esperamos que cuando el título aparezca en PSVR sean verdaderamente espectaculares y aun más intuitivos de usar, pero eso queda para un futuro muy lejano ya que por ahora los únicos planes de Media Molecule son lanzar una beta antes del fin de año. En definitiva, lo que vimos en esta primera demostración fue uno de los motores para la creación de experiencias interactivas más intuitivos y potentes jamas  creados. Quedaba por ver si sería capaz de proveer la variedad que promete Media Molecule, pero afortunadamente al día siguiente tendríamos otra presentación.

Variedad infinita

Esta vez eran dos las representantes de Media Molecule sobre el escenario y se disponían a mostrarnos una impresionante retahíla de pequeñas o medianas experiencias que el equipo de desarrollo había creado en sus ratos libres. Si teníamos dudas sobre la capacidad de Dreams para crear experiencias variadas y diferenciadas las unas de las otras, dichas dudas fueron disipadas completamente durante esta segunda presentación. Es cierto que ya en Little Big Planet pudimos disfrutar de todo tipo de experiencias a pesar de su base como plataforma tridimensional, pero es que Dreams parece capaz de crear cualquier tipo de juego sin problema, haciéndolo bonito y pulido en el proceso.

Dreams (PS4) Captura de pantalla

Comenzaron con una especie de minijuego en el que un cubo trata de abrazar a innumerables conos, que prefieren saltar de la plataforma sobre la que caminan hacia un vacío incierto antes que abrazarte de vuelta o acercarse siquiera a ti. Un plano final muestra la soledad del cubo protagonista, una primera y muy sencilla muestra de lo que podremos hacer. El segundo juego es algo mucho más atmosférico, una pequeña caminata por un tenebroso bosque que nos muestra que no solo podremos hacer títulos coloridos y amigables sino que habrá escasas limitaciones también en cuanto a la atmósfera y el tono que podamos utilizar.

El siguiente era un pequeño juego desarrollado por una de las representantes sobre el escenario que confirmó definitivamente la flexibilidad de este editor. Lo que comienza como una adorable aventura bidimensional con gráficos que parecen dibujados a mano y transiciones entre escena y escena que recuerdan a las viñetas de un cómic acaba haciendo una rápida transición a juego tridimensional, las viñetas desvaneciéndose en el escenario. Seguidamente vemos un juego en el que las posibilidades de iluminación del editor se utilizan para crear una opresiva atmósfera donde solo nuestra linterna nos permite ver nuestro entorno.

Dreams (PS4) Captura de pantalla

Uno de nuestros juegos favoritos , si se le puede llamar juego, nos pone en control de un ojo andante que debe recorrer un camino lineal esquivando obstáculos y enemigos. Aquí vemos manifiestamente que el motor de Dreams es capaz de crear escenarios espectaculares donde el color abruma y las luces ciegan. Psicodélicas luces alumbran el camino a seguir, encendiéndose a nuestro paso como si de un suelo de discoteca seventero se tratase. Simple, pero tan bonito que nos gustaría fuera un juego completo.

También hubo un par de juegos con ideas más grandes, uno de ellos una especie de simulador espacial en el que encarnamos un satélite y contamos con la posibilidad de usar sus sistemas para analizar el entorno y enfrentarnos a amenazas. El hecho de poder contar con varias interfaces distintas dentro de un mismo juego nos da esperanzas de que juegos más complejos como RPGs o simuladores sean posibles dentro de este motor, aunque no sabemos aun si habrá limitaciones en el tamaño de los proyectos. Otro juego de combate espacial nos demostraba que con la suficiente habilidad se pueden crear experiencias que poco tengan que envidiar a los juegos indie que pueblan Steam. Su amistosa interfaz puede engañarnos pero este motor no parece tener nada que envidiar a otros productos comerciales en su potencia.

Dreams (PS4) Captura de pantalla

Finalmente, nos demostraron un pequeño juego multijugador en que dos martillos deben competir en diferentes pruebas. Lejos de parecer una experiencia desechable no nos cuesta imaginarnos pasarnos horas y horas jugando este juego con amigos, recordándonos a juegos como Mario Party o Wario Ware en lo absurdo y fluido de su acción multijugador. Con una última demostración en la que utilizaban el motor del juego para animar un plátano y crear un video músical en directo, quedaba zanjada definitivamente la cuestión de si la nueva oferta de Media Molecule será capaz de ofrecer suficiente contenido para entretener al más concienzudo de los creadores.

Dreams representa un paso adelante monumental para una compañía que lleva años persiguiendo el ideal de un juego con el que cualquiera, independientemente de su formación o profesión, pueda crear y compartir cualquier experiencia que quepa en su imaginación. Desde luego parece que esta vez han logrado librarse de las limitaciones de Little Big Planet para que esta próxima oferta sea extremadamente prometedora en las posibilidades, variedad y alcance que ofrece. Por desgracia no es un juego lo suficientemente espectacular o cinematográfico como para haber aparecido en la conferencia principal de Sony. El mundo merece saber lo que nos trae Media Molecule, un juego que promete satisfacer por igual a creativos y jugadores, un juego que es su propio universo en el que no dudaremos en sumergirnos. Teniendo en cuenta lo que los jugadores han sido capaces de crear en otros juegos con herramientas claramente inferiores, Dreams podría ser el culpable de la aparición de una nueva generación de desarrolladores, ese pequeño empujoncito que muchos necesitan para decidirse a hacer sus sueños realidad.

opengaleria Galeria: Dreams, el abstracto proyecto de Media Molecule Ver las 29 imágenes
1 / 29

Dreams, el abstracto proyecto de Media Molecule

Dreams (PS4)

  • prev
  • next
  • autoplay
  • ampliar
  • close

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana