Broforce (PC)

PC

Imagen de Broforce (PC)

Crossing Souls y otros juegos de ambientación ochentera

PC, PC, PS4 Actualidad

Juegos actuales de ambientación ochentera

Las tiendas de ropa llenas de pantalones de pitillo, la cartelera con Star Wars, y el titular de las revistas de cine anticipando la nueva de Indiana Jones. En televisión Stranger Things marcando el compás, y en la portada de Steam estrenamos Crossing Souls. Son los 80, y están de vuelta.

Fourattic nos da la excusa para charlar acerca de la ambientación ochentera en videojuegos. Lo interesante del momento actual en lo audiovisual es que la mirada es revisionista. No se trata de crear un juego el año 2018 como se hacía en 1987, sino de recoger la estética y el tono para trasladarlo a ficciones actuales y narrar problemáticas contemporáneas. Esa es la lógica de Stranger Things, que sorprende al presentar contraste entre una apariencia genuinamente clásica, y a su vez narra con estilo y temática perfectamente actual. Esa es la misma lógica de Crossing Souls, que en un trasiego constante de referencias ochenteras, cuenta una historia de grupo de amigos saltando entre diferentes estilos de gameplay a través de una aventura ecléctica. Una aventura a la altura de lo que hay que esperar de Devolver.

Y es que Devolver Digital rápido le tomo la medida a la ambientación ochentera. Una de sus primeras apuestas sonadas fue Hotline Miami, que se convierte en referente del sabor ochentero en videojuegos desarrollados en la actualidad. Luces de neón, colores fluor y la banda sonora electrónica que más ha influenciado en videojuegos en los últimos tiempos. A su vez, una banda sonora consecuencia de la música de Kavinsky en la película Drive.

El neón ochentero dibujó también las dosis de acción de Far Cry: Blood Dragon. Un spin-off para la saga Far Cry, que funcionaba como shooter de acción salvaje. Recogía de los ochenta ambientación y espíritu. También recogía, como Kung Fury tiempo después, el tono casposo. Aquel que no veía  inconveniente en mezclar dinosaurios con Cadillacs en los recreativos. Solo en ese momento el macarrismo se permitiría acceder al punto más extremo, y eso es lo que intentó absorber con éxito Far Cry: Blood Dragon. El experimento funcionó verdaderamente bien, y es un juego digno de recuperar.

Los héroes de acción

Pero, pensando en el macarrismo ochentero hay que irse a mirar al cine de acción. Arturo González Campos, el conductor del Podcast Todopoderosos, dice aquello de: “Viví los ochenta y no eran para tanto”. Sin embargo, la mirada que hoy se echa a la estética y ambiente ochentero está marcada por dos rasgos: el primero, el dogma facilón de que cualquier tiempo pasado siempre fue mejor; luego, porque la representación que tenemos de los ochenta responde más a las cintas de Stallone que a El Pico de Eloy de la Iglesia.

Justamente pensar en los héroes de acción de los ochenta es pensar en una época dorada para el fandom. Cintas como Rambo, Rocky, Terminator, Cobra, Golpe en la pequeña China, Contacto sangriento... y podríamos estar así toda la tarde. Nombres propios como Stallone, Schwarzenegger o Van Damme, que encuentran su homenaje directo en Broforce. Broforce homenajea los ochenta de dos modos: homenajea a los héroes de acción del cine con sus representaciones, y homenajea a clásicos de los recreativos como Metal Slug con su propuesta jugable. De nuevo, lo interesante es presentar una ambientación ochentera en un juego de reglas actuales, porque elementos como la destrucción de entornos hacen de Broforce un juego poco nostálgico en su planteamiento.

Sin embargo, uno de los primeros juegos de nueva hornada que decididamente querían ser ochenteros es Retro City Rampage. Este GTA pixel-art es una propuesta fallida en casi todo lo que se propone, pero la ensalada de referencias y bromas a todo tipo de películas clásicas hace que, para el nostálgico de esa época, se convierta en partida obligada.

¿Quién dijo Narita Boy?

Comenzamos con Crossing Souls, un juego español que persigue la ambientación ochentera y está de rabiosa actualidad, y cerramos con Narita Boy, otro juego español ochentero, que se tenemos que tener bien fijado en el horizonte bajo el rótulo de “próximamente”.

narita-boy.jpg Captura de pantalla

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana