Skip to main content
Publicidad

Así afecta la huelga de doblaje a los videojuegos

publicidad

La huelga de actores de doblaje y sus efectos en los videojuegos

Los actores de doblaje de Madrid están en huelga desde el pasado 16 de marzo como resultado de unas negociaciones fallidas con las empresas madrileñas del sector. Los trabajadores, convocados por Adoma (Artistas de doblaje de Madrid), LOCUMAD (Sindicato de Locutores), UGT y CC.OO., exigen que se actualice un convenio colectivo que no se cambia desde el año 1993, por lo que no está adaptado a las nuevas tecnologías surgidas en los últimos años ni al aumento del nivel de vida. Y todo esto afectará a la industria del videojuego e incluso podría implicar retrasos en la fecha de lanzamiento, pero antes expliquemos el motivo de la huelga.

Una lucha que dura décadas

“Llevamos mucho tiempo intentando cambiar ese convenio. Entendemos que unas reglas y unos precios de hace 25 años tienen que ser modificados por necesidad de todo el sector y en las innumerables veces que hemos intentado negociar otro convenio las empresas no han accedido y hemos llegado a un punto que no hemos encontrado otra salida que convocar una huelga para cambiar esta situación precaria”, nos explica Adolfo Moreno, presidente de Adoma.

De hecho, la situación se remonta a mucho antes. Ese convenio proviene del año 1982 y fue en el 93 cuando los actores de doblaje comenzaron una huelga que “duró 300 días y al final lo único que conseguimos es que los empresarios consiguieran darnos pena”, dice Eduardo Bosch, actor de doblaje que ha participado en Horizon: Zero Dawn, Resident Evil 7 o Juego de Tronos, donde interpreta a Jon Nieve. “Bajamos el 25% [de los precios] del convenio por el cual peleábamos por mejorar”.

actores_de_doblaje_huelga.jpg Captura de pantalla

“Desde el año 93 todavía no hemos tocado ese convenio”. Se queja de que no solo no han restablecido ese 25% bajado que en principio estaba negociado para tan solo un año, sino que además “no hemos subido el IPC”. “Estamos con el mismo salario. Todo ha subido: el cambio al euro, ha subido la leche, el pan, los impuestos, nuevos impuestos”. El año pasado los actores de doblaje madrileños se quedaron sin convenio colectivo, y tras el intento fallido de negociar uno nuevo (“los empresarios amenazaron con sustituirnos diciendo que la gente no se queja por el cambio de voces”, nos dice Bosch), firmaron el mismo acuerdo con un año de caducidad. 

Ese año ya ha pasado. Los actores se volvieron a sentar con los empresarios, y consiguieron negociar “una subida del 3,5% y con el compromiso que de aquí al 2019 nos pongamos al día con todas las cosas que tienen que estar reflejadas, como internet, derechos laborales, contratos de confidenciales, derechos de reproducción de voz…”. Finalmente, a la hora de firmar el acuerdo, este no se había modificado y la subida era tan solo del 3%, cuando “es obligatorio firmar que tienen que subir el IPC cada año”. En ese momento decidieron ir, de nuevo, a la huelga.

horizons_.jpg Captura de pantalla

“No tenemos derecho a nada. Si me pongo enfermo, me sustituyen, no me puedo poner enfermo. No tengo vacaciones. No tengo pagas extraordinarias [...]. Es una situación injustísima. No nos lo merecemos. Llevamos toda la vida haciendo que lo paséis bien. Es una profesión de entretenedores que llevamos años trabajando nuestra voz. EStamos peleando contra multinacionales que han entrado al sector arrasando con todo. Pero cuando empezamos a mirar lo que cobran otras filiales de la multinacional, cobramos 10 veces menos que en Italia o Francia. No se puede entrar en un mercado abaratando los costes, es ilegal. Todo esto es lo que ha conllevado a estar en la desprotección absoluta. Es difícil ponerse detrás de un atril a reírte, a tener sentimientos, cuando piensas que haces un trabajo que crees al que nadie le importa una mierda”.

“Cobro 90 euros por capítulo por doblar a Jon Nieve”

“¿Sabes cuánto cobro por doblar a un protagonista? 200 euros. Cobro 90 euros por capítulo por doblar a Jon Nieve”, se queja Bosch. Los videojuegos entraron en el convenio colectivo unos años después y “tienen una tarificación diferente”, según Adolfo Moreno. “También las empresas de videojuegos tienen ahora mismo la posibilidad de que no se les haga la huelga aceptando el mínimo que ha puesto la asamblea de trabajadores de Adoma para levantar esa huelga, mínimo que han cumplido ya ocho estudios (Media Sound, Megara, Ad Hoc, Peakland, DL Multimedia, Arait Multimedia, ACG y Recording Words) y que podrían aceptar el resto de estudios”.

La situación en cuanto al doblaje de videojuegos ha empeorado en los últimos años. “Al principio era una cosa muy sencilla que no tenía la repercusión que tiene ahora, pero se valoraba”, explica el actor que hace de Lucas Baker en Resident Evil VII. “Yo podía cobrar por hacer un protagonista de un videojuego entre 3000 y 5000 euros. Ahora puedo cobrar 300 porque entró gente que no era profesional (fandubers). Luego empezó a salir gente que no tenía mucho trabajo. Este tipo de gente se ofreció diciendo ‘yo me ofrezo por lo que me pagues’. Y este tipo de gente se metió no solo en los videojuegos, sino también en los documentales o los reality”.

Jon Nieve de Juego de Tronos será el villano de CoD: Infinite Warfare Fotografía

De este modo, los precios que las empresas pagaban a los actores de doblaje de videojuegos fueron bajando cada vez más y, aunque algunos de ellos se negaron a seguir trabajando en videojuegos, otros pensaron, como Bosch, que “más vale hacer esto por poco dinero e ir demostrando que se puede hacer con más calidad, pero no hemos conseguido mucho”. “Trabajar en esos juegos juegos cobrando esa cantidad es una ridiculez”.

Bosch continúa: “Es muy complicado hacer [doblaje de] videojuegos y yo ya no los hago. Hay que gritar, sufrir, y eso te deja una mella física. Y si luego ves que lo que cobras por ese trabajo es tan inferior, o me pagan o lo que me tiene que pagar o no hago videojuegos. Y mi caso es también el de más gente, por lo que se acabarán haciendo doblajes de menos calidad, hechos por los mismos que hacían el [doblaje de] anime, que están copados por gente que son poco profesionales”.

Resident Evil 7, Guía Completa Captura de pantalla

“Hay videojuegos que retrasarán su salida o no saldrán doblados”

Al igual que la huelga está afectando a las series de televisión (series como The Big Bang Theory solo se emiten en VOSE o Anatomía de Grey han dejado de emitirse), también lo hará en el sector de los videojuegos pues, según el presidente de Adoma, habrá algunos “que retrasarán su salida o no saldrán doblados”. Sin embargo, no nos pueden dar nombres de ninguno de sus juegos por un motivo de derechos, de contratos de confidencialidad “bastante férreos”. 

Juan Alfonso Arenas, colaborador en esta casa en la sección Memory Card y como presentador del MeriPodcast, también trabaja como actor de doblaje en series de televisión y videojuegos; cree que habrá videojuegos que se verán afectados por la huelga de actores de doblaje madrileños. “Entiendo que todos los que estén en proceso de doblaje, que muy probablemente serán gran parte de los que ven su estreno en la segunda mitad del año, puesto que hoy en día se trabaja con tiempos amplios alineados con los de desarrollo. También puede que le afecte a otros ya lanzados que estén recibiendo o tengan que recibir DLCs”.

Randal's Monday (PC) Captura de pantalla

“Por supuesto. Todos los videojuegos se pueden ver afectados por la huelga de actores de doblaje”, asegura Eduardo Bosch. “Desde el punto de vista de los profesionales, llegará un momento que digamos ‘no doblamos videojuegos, porque para lo mal que nos tratan…’. Alguien con dos dedos de frente que pueda distinguir entre un buen doblaje y un mal doblaje debe solucionar esto, pero no sé quién es ese alguien”. El actor pasa el testigo a los jugadores: “Creo que debe ser el público, pero no va a salir a la calle a quejarse. En este país para unas cosas salimos a manifestarnos y a disfrazarnos, pero para otras… Sí, estamos teniendo apoyo en las redes, pero estamos muy solos, sobre todo en los medios de televisión. Nadie ha salido en las noticias”.

Estudios de doblaje que se saltan la huelga

En las series de televisión ha habido empresas como Netflix, HBO o Mediaset que se han saltado la huelga de actores de doblaje y han decidido sustituir a los trabajadores por otras voces distintas de otros estudios de doblaje del panorama español, especialmente en Barcelona y Valencia. Así, series como Érase una vez, SuperGirl o Major Crimes han estrenado sus últimos capítulos con las voces cambiadas, algo que está teniendo una contestación negativa tanto por aquellos actores de doblaje que consideran esto un boicot de la huelga como por los espectadores a través de redes sociales, que no les gusta que les cambien la voz de los personajes que llevan semanas, meses e incluso años escuchando.

En el cine esto es más complicado de ver si pasará, e igual es el caso de los videojuegos. “Yo de momento no he tenido conocimiento de que esto esté llegando al videojuego, pero el problema es que muchos juegos que se deberían estar doblando ahora saldrán dentro de un tiempo y por tanto no es tan fácil identificar que esto pueda estar ocurriendo. También es más difícil que se de el caso de cambios de voces porque una serie tiene una continuidad que un juego no tiene”, explica Juan Arenas.

inj2_supergirl_key_art.jpg Captura de pantalla

Eduardo Bosch, por el contrario, cree que “probablemente” esté ocurriendo: “Si están haciendo un videojuego y llega la fecha de entrega, pues probablemente hayan mandado el doblaje a otra persona que tenga un estudio en su casa”.  Asimismo, se queja de la actuación de las empresas de doblaje, que califica de “ilegal”: “Las series en las que estamos en huelga las han mandado a Valencia a doblar, con un nivel de calidad inferior. Eso no se lo hacen a los taxistas o a los estibadores. Eso es ilegal. Eso no se puede hacer”.

Adolfo Moreno cree que esto no está ocurriendo en los videojuegos, “pero eso hasta que no lo veas emitido uno no lo puede saber. También es cierto que esos personajes todavía no han salido a la luz”.

Una huelga que no sabemos cuándo acabará

La huelga convocada es indefinida, y así lo será hasta que las empresas y los actores de doblaje, contratados o autónomos, lleguen a un acuerdo, a un nuevo convenio colectivo. Las ocho empresas antes mencionadas ya han actualizado sus tarifas a las exigencias de los actores, reflejando también los precios que cobrarán los actores de doblaje madrileños por un videojuego y que podéis ver en este enlace.

Call of Duty: Infinite Warfare (PC) Captura de pantalla

Sin embargo, Eduardo Bosch cree que esto no debería quedar solo en una relación laboral, sino que el Gobierno debería entrometerse: “Somos una profesión que nos partimos el alma para entender el público y nadie tiene en cuenta eso. Nadie sabe quiénes somos y estamos metidos en un estudio de doblaje como si fuéramos mineros. A nivel guberanamental alguien debería tomar cartas en el asunto. Estamos en una desprotección que no tiene ningún colectivo en España”.

“Las redes están protestando porque les ha cambiado las voces a los personajes de sus series favoritas”, apunta Moreno, “y esto nos ilusiona, nos indica que nuestra profesión es importante para mucha gente, cosa que a veces nuestras propias empresas o las distribuidoras parece que no piensan, que la profesión no es importante o no merece la pena”.

Regístrate o haz login para hacer un comentario

El Píxel: Se retoma el evento Gaming Ladies

Finalmente el evento dedicado a mujeres tendrá lugar en Barcelona.

publicidad
publicidad

Follow us on:



Canal Meristation en YouTube  Grupo en Tuenti  Síguenos en Twitter

publicidad
Publicidad