Android no era táctil

Actualidad

1397583632_636977_1397584797_noticia_normal.jpg Captura de pantalla

Steve Jobs entró en cólera al descubrir cómo era Android. Según Walter Isaacson, su biógrafo, no tardó en descolgar un teléfono para acusar a Google de plagio. Ese fue el primer capítulo de un largo litigio en los juzgados de California que ha derivado en lucha de patentes entre Samsung y Apple. La segunda pide a la firma coreana el pago de 28 euros (40 dólares) por aparato vendido, hasta sumar más de 1.446 millones de euros (2.000 millones de dólares). En la última documentación aportada por Google deja muy claro cómo su estrategia cambió a partir de la salida del iPhone.

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana