Hyrule Warriors: Definitive Edition (NSW)

NSW

Imagen de Hyrule Warriors: Definitive Edition (NSW)

Hyrule Warriors: Definitive Edition, Análisis

NSW

Nota Meri 7,5 Bueno

Usuarios

Tu Nota Puntua!

Hyrule Warriors: Definitive Edition, Análisis para Nintendo Switch

Dicen que no hay dos sin tres. Esta nueva visita al reino de Hyrule en forma de musou lo hace bajo el nombre de Hyrule Warriors: Definitive Edition, que posiblemente tenga esta vez una de sus más acertadas coletillas al ser, a resumidas cuentas, la definitiva del acuerdo entre Nintendo y Koei Tecmo labrado hace ya cuatro años.

Desde que lo tuvimos en Wii U había algo que no podíamos negar, y es que este crossover estaba bien hecho de raíz, acertando tanto con la elección de la licencia como con su trato. Al contrario que con otros cruces con jugabilidad propia de Dynasty Wariors donde al final la esencia de la otra parte quedaba en lo estético, con este título hay ciertos elementos que lo hacen sentir Zelda. Lógicamente no en lo jugable, porque machacar botones es un elemento intrínseco en este género del ocio electrónico, pero sí en lo artístico. Sí en lo visual y lo sonoro.

Hyrule Warriors: Definitive Edition (NSW) Captura de pantalla

No es que el juego original llegase precisamente corto de contenido. Si vienes de nuevas te encontrarás con un cartucho incluso más ampliado que la versión de 3DS lanzada hace un par de años, aunque es con esta última donde hay más semejanzas al heredarse todos los personajes y modos más los trajes de Breath of the Wild.

Nintendo Switch suma así un nuevo musou a su catálogo con personajes first party. Siendo sinceros, Fire Emblem Warriors nos dejó con ganas de más. La IP escogida encajaba como anillo al dedo con un trabajo de Omega Force, pero por algún motivo el sabor no fue el mismo que con este otro caso, que desde ya os decimos se ha trasladado a la híbrida con mucho acierto.

Hyrule Warriors: Definitive Edition (NSW) Captura de pantalla

Estudio adecuado, plataforma adecuada

Ya lo dijo Aonuma en 2014: “Quería que Koei Tecmo hiciese el juego de Zelda que yo nunca podría hacer de otra forma”. Quizá lo que no había encontrado aún era la plataforma ideal para disfrutarlo. Esta vez, dada la naturaleza de la consola donde se lanza, luce su mejor cara en televisión y se aleja de ciertas limitaciones en portátil. Hyrule Warriors Legends fue toda una hazaña en New Nintendo 3DS, pero se perdían cosas en camino. Esta vez sorprende la cantidad de personajes que vemos en pantalla simultáneamente incluso en situaciones donde hay enemigos de grandes dimensiones.

Los valores de producción del título, con empeño por hacer que se vean tan bien las escenas cinemáticas y se hereden tantos efectos sonoros de juegos de la franquicia con varias décadas a sus espaldas, hacen que la experiencia Warriors en el mundo de The Legend of Zelda sea una visita totalmente recomendable para los fans.

Hyrule Warriors: Definitive Edition (NSW) Captura de pantalla

Traer de vuelta el equilibrio a Hyrule depende de nosotros. El reino está perturbado por un poder siniestro capitaneado por Cya, una hechicera bien construida con la que tendremos que acabar independientemente del personaje que elijamos. Son tantos los personajes jugables y tan diferentes entre sí que se nos hace imposible sentir síntomas de agotamiento a pesar de la repetitividad del género. Estamos hablando de 29 personajes seleccionables, todos ellos tomados de las versiones de Wii U y Nintendo 3DS, sumados a los nuevos atuendos de Link y Zelda basados en Breath of the Wild. Además, la rejugabilidad se incrementa al ser a través del modo Aventura donde se desbloquean dichos personajes y no en el Leyenda, que podríamos considerar el principal.

Siempre tenemos la opción de acudir al Modo Libre y rejugar todas las fases con el personaje que queramos, no solo uno de los predefinidos. Asimismo, invitamos también a mejorar el nivel de aquellos personajes con los que nos sintamos más afines para desbloquear más habilidades y combos. Un buen ejemplo de personaje bien aprovechado es Ganondorf, un auténtico frenesí de acción excelentemente diferenciado de otros como Linkle, la versión femenina de Link también presente en este Hyrule Warriors: Definitive Edition.

Hyrule Warriors: Definitive Edition (NSW) Captura de pantalla

No es solo un port, pero se echan en falta novedades

Vamos a hablar por tanto a lo que identifica a Hyrule Warriors: Definitive Edition y lo que lo diferencia respecto a las anteriores versiones. Lo primero es que no es únicamente un port con más contenido. Aquí se realiza una pequeña remasterización que afecta tanto a la resolución como a los elementos más puramente técnicos: 1080p y 60FPS es la carta de presentación de un título fluido en la mayor parte de los casos y con menores tiempos de carga que en su predecesora. En Wii U tuvimos que conformarnos con 720p y 30FPS, así que como podréis imaginar la diferencia es muy, muy grande. Menos lo es en portátil que, si bien se desenvuelve con soltura, consideramos que es aquí donde más se pierde al caer a 720p y 60FPS no constantes. En las misiones finales del modo Leyenda los tirones han estado presentes, algo que no queremos ocultar, aunque sí apercibir que puede ser mejorable a través de un parche. Nuestra versión no ha tenido aplicada ninguna actualización; es de esperar que estos pequeños problemas se corrijan.

No en vano, las mejoras en lo visual se hacen especialmente apreciables cuando tenemos ambos juegos frente a frente. Para la realización de este análisis conectamos tanto una Wii U como Nintendo Switch en el mismo televisor, cambiando el puerto HDMI en una y otra comparando una misma misión. Es aquí donde más se nota el cambio. Koei Tecmo ha sido ambiciosa con detalles aparentemente nimios pero que se aprecian. Una de las mejoras que podrían pasar desapercibidas la encontramos en la interfaz, beneficiada del aumento de resolución para ofrecer una lectura mucho más limpia y estilizada. Moverse en Full HD facilita que todo se ordene en pantalla sin ocupar más espacio del debido, aprovechándose de una cámara que en ocasiones se aleja ligeramente para dar mayor cobertura visual. Incluso en aquellas etapas de la aventura en que tendremos que enfrentarnos a más de cien enemigos al mismo tiempo, en televisor es una verdadera delicia al no presentar ningún tipo de problema.

Ni que decir tiene la mejora en la iluminación, paleta de colores o distancia de dibujado. En este punto sí parece ser más una remasterización de arriba abajo que un mejor port. Aquí sí se justifica esa sensación de ser “definitivo”.

Hyrule Warriors: Definitive Edition (NSW) Captura de pantalla

Tearing, únicamente presente en modo portátil

Pero como apuntábamos, no podemos decir lo mismo de la vertiente portátil, que será la que elija un gran grueso de los potenciales compradores del juego. Para empezar, la pérdida de resolución no se ha tramitado con el mimo que debería. Algunos elementos son ilegibles en pantalla por la reducida fuente de letra escogida. El mapa del radar también debería ser más grande, impidiendo que se vea todo con la claridad de la opción Dock. Sería de agradecer que se agrandase el tamaño de los elementos de HUD. Así que ya avisamos que si bien la resolución es óptima en la configuración elegida (se ve claro y sin dientes de sierra), la tasa de imágenes por segundo cuenta con caídas algo incómodas en dos casos particulares: al hacer combos que hagan al protagonista envestir de lleno contra una oleada de enemigos; y en el escenario del Desierto de Gerudo, aproximadamente en la recta final del modo Leyenda, que debido a su amplitud todo tarda más en cargarse, dando sensación de vacío y con cierto tearing.

También está lejos de ser óptima la jugabilidad en cooperativo portátil, que al partir la pantalla dificulta la visibilidad del escenario en todo su esplendor. En modo dock las sensaciones son óptimas.

Hyrule Warriors: Definitive Edition (NSW) Captura de pantalla

Así, la duración del juego se puede alargar por encima de las 40 horas si queremos completar el modo Leyenda y Aventura, o algo más de 20 horas si solo elegimos el primero de ellos. A partir de este punto todo depende de la insistencia que tengamos, del tiempo que le queramos dedicar a los personajes o si queremos desbloquear absolutamente todo. Si es así se nos hace difícil calcular el volumen de entretenimiento que se nos presenta. Los menos experimentados o si tenemos pensado que lo jueguen los más pequeños de la casa, siempre estará la opción de acudir a las Hadas introducidas en la versión de Nintendo 3DS, que están de vuelta a modo de auxiliadoras en el modo Aventura para obtener comida e invocaciones que faciliten la compleción de los niveles. Se pueden mejorar, cuidar y alimentar, llegando incluso a desequilibrar la partida si nos pasamos más de la cuenta. Finalmente, comentar que al contrario que en Wii U el nivel máximo de los personajes está establecido en 100 y hay más estatuas búho en algunas misiones, permitiendo que nos teletransportemos entre diferentes puntos del escenario.

Este análisis se ha realizado con una copia digital suministrada por Nintendo.

Conclusión

Hyrule Warriors: Definitive Edition hace honor a su nombre, pero es una moneda con dos caras muy diferenciadas. Mientras que en modo TV es el mejor musou que se ha pasado por una franquicia de Nintendo, sin ningún tipo de caída y manteniendo siempre una calidad audiovisual a 1080p/60FPS digna de ser disfrutada, en modo portátil el tearing hace algo incómodo el disfrute de esta vertiente porque poder llevarse el título a cualquier lado tiene un enorme valor añadido.

A nivel de contenido es casi idéntico a Hyrule Warriors Legends, heredando modalidades como las Hadas o los personajes incluidos en dicha versión, solo que esta vez se añaden también los atuendos de Link y Zelda de Breath of the Wild. Si eres amante de los juegos de acción con las señas de Omega Force y te gustan las aventuras de Link y compañía, esta experiencia es una visita obligada al menos para ser probada. Aquellos que encontrasen dificultades para adentrarse en este género, no podemos encontrar una mejor manera para hacerlo que con este título y en concreto en esta versión. Ahora bien, si ya lo disfrutaste en su momento en Wii U o 3DS, los inventivos para volver son más bien pocos.

Lo Mejor

  • En televisor, el rendimiento y mejoras son muy apreciables.
  • 29 personajes seleccionables y variedad de modos de juego.
  • Reducción de tiempos de carga respecto a otras versiones.
  • El cooperativo local, posible tanto en TV como en portátil.

Lo Peor

  • El modo portátil requiere mayor optimización: caídas de FPS.
  • El tearing es molesto en algunos momentos, sobre todo en portátil.
  • Las novedades jugables respecto a Legends son escasas.
  • Si tienes los originales no hay motivos de peso para volver.
7,5
Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana