Dragon Quest Builders (NSW)

NSW, PS4, PSV

Imagen de Dragon Quest Builders (NSW)

Análisis de Dragon Quest Builders

NSW

Nota Meri 8 Muy Bueno

Usuarios

Tu Nota Puntua!

Dragon Quest Builders para Nintendo Switch, análisis

Dragon Quest. La saga creada con maestría por Yūji Horii, cuyo carisma visual ha ido evolucionando con el paso de los años gracias al talento de Akira Toriyama, siempre ha ocupado un destacadísimo lugar en la historia del videojuego. Las bases de este JRPG de corte clásico se han mantenido con el paso de los años (a diferencia de otras franquicias como Final Fantasy), ofreciendo al usuario nuevos mundos que explorar, personajes memorables y carismáticos, y un gran elenco de enemigos a los que enfrentarnos.

Mazmorras, secretos, tesoros, ciudadanos que necesitan nuestra ayuda, y un ser maligno que está dispuesto, pase lo que pase, a hacerse con el control del mundo. En una palabra: aventura. Y esa sensación de estar viviendo un periplo de fantasía, mientras nos convertimos en el héroe que el pueblo necesita junto con nuestros compañeros, sirve como motor de una franquicia que, hoy más que nunca, está muy de moda fuera de las fronteras niponas.

Dragon Quest Builders (NSW) Captura de pantalla

Como hemos comentado, las bases siempre han estado ahí con algunas salvedades: los títulos que no pertenecen a la serie numerada han explorado géneros como la acción Musou (vía Dragon Quest Warriors), la estrategia (con Dragon Quest Wars de Intelligent Systems) o el Sandbox de construcción (en el caso que nos ocupa con la subsaga Builders) por nombrar algunas. Cuando Dragon Quest Builders fue anunciado durante el año 2015, muchos pusieron el grito en el cielo a raíz, primero, de su estética voxel, y segundo, por sus mecánicas de construcción y recolección, muy semejantes a la obra magna de Markus 'Notch' Persson: Minecraft.

La aventura del gran Constructor

Pero, lejos de lo que nos pudiésemos imaginar en un principio, Dragon Quest Builders adoptó un carisma propio, agradable y divertido, combinando elementos de JRPG, exploración sandbox y aventuras, aderezada con una buena ración de construcción y recolección, todo ello con matices de supervivencia y “Tower Defense”. El resultado: una notable producción formada por matices muy reconocibles de la saga, dentro de una propuesta sandbox llena de diversión y creatividad. Si queréis saber qué se esconde detrás del título original, lanzado para PS3, PS4 y PS Vita (ya hay anunciada una segunda parte) os recomendamos leer con atención nuestro análisis: en él os detallamos de forma pormenorizada aspectos como la historia, el gameplay y la estructura jugable de Dragon Quest Builders.

En el texto que nos ocupa vamos a resaltar la versión de Nintendo Switch, sus particulares características, la calidad de la conversión y, sobre todo, la posibilidad de escoger la manera de jugar según nuestras preferencias: en la TV del salón o en cualquier parte.

Dragon Quest Builders (NSW) Captura de pantalla

Algunas producciones de la presente generación han sido convertidas a Switch: la máquina de Nintendo goza de una envidiable salud comercial, y el creciente parque de consolas la hace un sistema realmente atractivo para relanzar juegos pasados. Títulos como Skyrim o L.A. Noire han sido trasladados con gran acierto, de la misma forma que Doom fue conversionado con meritorios resultados. En la otra cara de la moneda, producciones tan destacadas como RiME han sufrido muchos problemas durante su programación, recayendo estos en una versión muy inferior tanto a nivel visual como en lo que respecta a su rendimiento (esperemos que el parche anunciado arregle sus mayores problemas).

Afortunadamente, Dragon Quest Builders responde al primer grupo: el título, pese a que cuenta con un acabado por debajo de la versión de PS4 (algunos shaders y texturas han sido recortados, así como determinados efectos de post-procesado), la sensación visual —y jugable— del título dirigido por Kazuya Niinou es casi calcada. Cierto, no estamos hablando de un alarde técnico sin parangón, y además el juego también se lanzó para PS Vita (aunque con problemas notorios de rendimiento). Sea como fuere, Dragon Quest Builders corre genial en Switch (tanto en modo dock como en portátil) mostrando su vasto mundo a 60fps muy estables y con un colorido y diseño gráfico mucho más agradable que Minecraft.

Dragon Quest Builders (NSW) Captura de pantalla

Diversión en cualquier parte

En el plano jugable nos encontramos con sensaciones muy buenas. La experiencia es esencialmente la misma, el control responde de forma fiable a nuestros comandos y el manejo de la interfaz de juego y de nuestro inventario es sencillo y agradable (pese a que cuando acumulamos muchos materiales diferentes se hace algo más pesado). Hubiese sido de agradecer que las opciones táctiles de Nintendo Switch hubiesen estado presentes, tanto a la hora de manejar los menús como en el modo edición. Tan sólo imaginar construir muros y levantar murallas y edificaciones deslizando nuestro dedo por la pantalla nos entusiasma sobremanera: oportunidad perdida en este aspecto.

A pesar de ello, la aventura sigue siendo tan simpática (y adictiva) como siempre, añadiendo un plus importante: ahora podremos jugar en cualquier lugar con un buen rendimiento, y el título que nos ocupa pone mucho de su parte para ello. Su sencillo (y por momentos creativo y desafiante Gameplay) nos atrapará durante nuestros viajes en autobús, nos dará horas y horas de diversión si jugamos en la TV del salón, y nos brindará una aventura muy agradable de la que disfrutar tirados en la cama, siempre amenizada por la música de Koichi Sugiyama y unos efectos de sonido simpáticos y efectivos.

Dragon Quest Builders (NSW) Captura de pantalla

Esta aventura, basada en capítulos muy diferenciados, nos permitirá insuflar nueva vida en el mundo, ayudando a unos desalentados habitantes que han perdido la habilidad de construir. Por medio de multitud de utensilios podremos tanto dar nueva vida a un paisaje desolado, como mejorar el equipo de nuestro protagonista para asegurar nuestra victoria al enfrentarnos a los variados enemigos del juego (ya sean un simpático Dracanino o un mastodóntico Dragón). Aquí el combate en tiempo real es sencillo, pero divertido, la recolección de minerales resulta amena, aunque compleja en su fondo, y levantar edificaciones elaboradas trae consigo un handicap: cada capítulo nos hará comenzar desde cero y elevar una nueva obra para dar nueva vida al desolado paisaje: a algunos les echará para atrás esta característica, aunque admitimos que una vez enganchados a su mecánica, Dragon Quest Builders no te deja escapar.

Además, la versión de Switch nos permite, en exclusiva, recorrer los extensos parajes a lomos del simpático (y conocido por los seguidores de la saga) Sacrecub, mientras desbloqueamos nuevos materiales de aspecto Retro. El modo edición libre brilla con fuerza gracias a los materiales Pixel y las nuevas “pegatinas”: ¿una espectacular torre que otea el horizonte con sus simpáticos ojos de limo? Efectivamente, la comunidad tendrá a disposición nuevas opciones de personalización para compartir sus creaciones.

Dragon Quest Builders (NSW) Captura de pantalla

Videojuego analizado con un código para Nintendo Switch facilitado por la editora.

Conclusión

Nos encontramos ante una gran versión de Dragon Quest Builders, no cabe duda. El juego no es lo más imaginativo del género, ni su complejidad está a la altura de los más grandes: pero es tremendamente divertido. Su sistema de combate es sencillo (nos hubiese gustado más profundidad en este sentido) y la aventura principal resulta muy entretenida (a pesar de no contar con la complejidad que el fan de la serie numerada esperaría).

Pese a su sencillez, esta aventura JRPG de construcción con carisma Sandbox funciona, es ideal para jugar tanto en la TV como en cualquier parte, y a nivel técnico se mueve a unos constantes 60fps 1080p en Dock (con algunas bajadas en momentos puntuales), y a la misma frecuencia de fotogramas y 720p en portátil (se ve y se juega genial con los Joycon tanto acoplados como desacoplados de la tablet). Más de 40 horas de diversión que pueden aumentar considerablemente si le sacamos todo el partido al modo edición; sin duda, una cifra más que destacable para un título de esta características. Efectivamente, nos encanta Dragon Quest Builders y disfrutamos realmente al jugarlo en Nintendo Switch.

Lo Mejor

  • Buena combinación de JRPG, aventura y construcción.
  • El carisma de Dragon Quest sigue presente.
  • La versión de Nintendo Switch funciona de maravilla.
  • Jugar en cualquier parte (con un rendimiento muy por encima de Vita) es muy gratificante.

Lo Peor

  • Pocas novedades respecto al original.
  • No se aprovecha el control táctil de Switch ni la Vibración HD.
8
Muy Bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana