Mario Party: The Top 100 (3DS)

3DS

Imagen de Mario Party: The Top 100 (3DS)

Análisis de Mario Party: The Top 100

3DS

Nota Meri 6,3 Correcto

Usuarios

Tu Nota Puntua!

Análisis de Mario Party The Top 100

Posiblemente, Mario sea uno de esos personajes cuyo universo, por lo importante y representativo que se reivindica dentro del sector del videojuego y como parte de la cultura Pop contemporánea, se torna más idóneo para acoger experiencias de —casi—cualquier género. Este personaje querido por millones de personas, y sobre-explotado para otros tantos, nos ha dado grandes momentos para disfrutar tanto en solitario como en compañía de amigos y familiares.

Con el éxito de títulos como Super Mario Kart y una extensa trayectoria a través de franquicias deportivas a la altura de Mario Tennis o Mario Golf, el querido fontanero se metió de lleno en su faceta más desenfadada y divertida durante el año 1998: había nacido Mario Party para Nintendo 64. A partir de ahí, un sinfín de secuelas para las siguientes consolas de sobremesa de Nintendo y cientos de minijuegos tan variados como divertidos, definen la trayectoria —desigual todo hay que decirlo— de la franquicia estrella de Nintendo a la hora de reunir a toda la familia alrededor del televisor.

Mario Party: The Top 100 (3DS) Captura de pantalla

Con semejante curriculum, parece casi un sueño —a caballo entre la nostalgia y nuestro insaciable instinto competitivo— el ver reunidos una selección de los mejores minijuegos de la serie en un único título: os presentamos Mario Party: The Top 100.

Variedad jugable

Uno de los principales alicientes del juego que no ocupa es la variedad de mecánicas interactivas que pone en la palestra. Con el objetivo de hacernos disfrutar solos (hay un pequeño y sencillo modo campaña llamado Isla de los minijuegos, donde iremos superando fases a lo largo de varios mundos), practicar nuestras habilidades y competir por medio de diferentes retos (Duelo de minijuegos o Decathlon deportivo por poner varios ejemplos) o desafiar a otros jugadores para sacar todo el partido a Mario Party The Top 100 (pudiendo retar online o jugar en modo local con un solo cartucho y hasta 4 Nintendo 3DS), el título cuenta con bastantes opciones, pese a que hemos echado en falta algunas de las más importantes de la saga.

En la Isla de los minijuegos nos encontraremos con pequeños recorridos, basados en los clásicos mapas de New Super Mario Bros., mientras superamos (valga la redundancia) variados minijuegos para acabar enfrentándonos a Bowser cara a cara. Lo que en un principio resulta gracioso se convierte en una experiencia sencilla, no muy satisfactoria, que nos llevará pocas horas completar y a la que no volveremos una vez la hayamos superado.

Mario Party: The Top 100 (3DS) Captura de pantalla

Por otra parte, es de agradecer que la jugabilidad haya sido pulida, los controles de Wii y Wii U adaptados a la pantalla táctil de Nintendo, y que se haya refinado el control de los personajes y añadido algunas opciones jugables bastante sutiles. De esta forma, minijuegos como Shy Guy dice o Bombas fuera siguen siendo tan sencillos —y divertidos— como lo fueron en su día en Nintendo 64. El simple hecho de acertar la bandera para no quedar relegado al fracaso en alta mar o de esquivar bombas mientras nos movemos por una pequeña plataforma sigue resultando divertido y, al hacerlo en modo multi-jugador, totalmente desternillante.

Además, Cera a la Carrera o El mamotreto ponen de relieve el preciso control con el botón deslizante de 3DS para que afinemos nuestra habilidad y rapidez de reflejos en aras de hacer besar la lona a nuestros adversarios. Escalada a pulso, Patinaje sobre Hielo, Hoyo en Uno o Dale al Bate nos acercan diferentes disciplinas deportivas —simplificadas al máximo— para que disfrutemos de rápidos duelos donde primará la práctica y la habilidad. Pese a que echamos de menos algunos minijuegos clásicos (obviamente es imposible contentar a todos), el conjunto elegido para este Mario Party: The Top 100 ofrece grandes dosis de habilidad, ingenio, acción y, en definitiva, diversión para todos los públicos.

Mario Party: The Top 100 (3DS) Captura de pantalla

¿Dónde está la magia?

Desafortunadamente, reunir un buen número de minijuegos no es suficiente para completar una experiencia notable: la esencia de Mario Party hace aguas desde el momento en que no ofrece un conjunto de bonitos, imaginativos y completos tableros donde aprovechar el modo multijugador. Efectivamente, no tenemos a nuestra disposición los mundos más molones del universo Mario divididos en diferentes tableros (en el caso del juego que nos ocupa solo existe uno, es sencillo y se presenta como una mera excusa para tirar los dados, sin ofrecer ni profundidad ni estrategia).

Es cierto, tenemos a nuestra disposición la opción de formar “cajas” con nuestros minijuegos favoritos. Es verdad, la experiencia Mario Party es divertida para jugar en familia. Pero lo que también huelga decir es que los índices de diversión bajan estrepitosamente, pues no hay ni rastro de esa magia (mezclada con nerviosismo, emoción y suspense) que nos hacía pasarnos horas y horas acumulando estrellas para superar a nuestros amigos en los más elaborados tableros. Esperemos que esta suerte de Spin-off sea una especie de aperitivo para la verdadera fiesta en Switch, esperemos que en un futuro Mario Party 11, pues la oportunidad de ver la franquicia hecha portátil en la pequeña de Nintendo parece que, por ahora, no ha sido aprovechada.

Mario Party: The Top 100 (3DS) Captura de pantalla

El encanto de Mario

En el plano técnico, el notable trabajo de Nintendo nos regala unos gráficos mejorados, mayor densidad poligonal y un gusto por el detalle digno de mención en los minijuegos más antiguos y, a grandes rasgos, un destacado y simpático apartado gráfico que brilla por su diseño y sus sencillas —pero efectivas— animaciones.

En el plano sonoro las músicas han sido remasterizadas, añadidas nuevas melodías y mejorado los efectos especiales. El resultado cumple con nota, hecho nos hace echar aún más de menos esos espectaculares tableros que ponían de manifiesto el brillante gusto por el detalle de Nintendo.

Mario Party: The Top 100 (3DS) Captura de pantalla

Juego analizado en New Nintendo 3DS XL con un código facilitado por la editora.

Conclusión

Una buena selección de minijuegos, la posibilidad de disfrutar con tus amigos mediante un solo cartucho, y un modo campaña que ameniza la experiencia multijugador, son algunas de las armas de este Mario Party para Nintendo 3DS.

Sin embargo, el notable lavado de cara y la meritoria revisión jugable de dichos minijuegos no es suficiente para obrar la magia nintendera: la inexplicable ausencia de complejos e imaginativos tableros hace que el conjunto pierda emoción, ofrezca menos alicientes para disfrutar que la serie numerada y, en definitiva, el título no resulta tan variado y emocionante como los Mario Party de sobremesa.

Esperemos que este aperitivo sólo sea una carta de presentación para el futuro Mario Party 11 de Switch, pues sin duda nos hemos quedado con las ganas de disfrutar de un nuevo capítulo de la saga a la altura de los tiempos que corren.

Lo Mejor

  • Variedad de minijuegos y un sistema de control adaptado a Nintendo 3DS.
  • El lavado de cara gráfico le sienta francamente bien.
  • Poder jugar en cualquier parte con un solo cartucho es buen aliciente.

Lo Peor

  • Ausencia de la magia que hace grande a Mario Party: se prescinde aquí de los tableros complejos y estratégicos.
  • El modo para un jugado es corto y no ofrece alicientes que permitan una buena rejugabilidad.
6,3
Correcto

No es lo último ni lo más original, tampoco cuenta con la mejor ejecución, pero puede divertir si te gusta el género. Bien, pero mejorable.

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana