Pocket Planes (IPH)

IPH, IPD

Imagen de Pocket Planes (IPH)

Pocket Planes

IPH, IPD

Nota Meri 7 Bueno

Usuarios

Tu Nota Puntua!

El estilo retro está de moda; así lo demuestran los títulos de NimbleBit o el reciente Dungeon Village de Kairosoft –del que podéis leer nuestro análisis a través de este enlace–, que muestran un estilo gráfico pixelado y colorido, al más puro estilo de principios de los noventa. Tras el gran éxito de Tiny Tower, los chicos de NimbleBit se embarcan en un proyecto tan interesante como original: la gestión de nuestra propia aerolínea con el objetivo de convertirnos en los números uno del mundo, casi nada. Pero tal como sucedía en su anterior título, los comienzos son duros, muy duros. Así, en un principio sólo tendremos a nuestra disposición tres aviones y tres aeropuertos con los que comenzar a crecer. A partir de este momento es cuando debemos empezar a conseguir viajeros que nos reporten beneficios.

Sin coste alguno, de momento...
Para empezar no está nada mal, más todavía si partimos de la base de que Pocket Planes es un título gratuito; no hay excusa para probar suerte y si nos engancha –algo que seguramente ocurrirá en la mayoría de los casos– podremos seguir disfrutando del juego sin coste alguno. Aunque como suele ocurrir normalmente con los juegos freemium, llegados a cierto punto necesitaremos gastar dinero real para acelerar nuestro avance y que su jugabilidad no se haga lenta y tediosa; pero en este caso resulta menos necesario que en otros títulos freemium, gracias a una curva de progreso bien balanceada y que beneficia al jugador en todo momento. Depende de nosotros mismos si queremos recurrir a las micro-transacciones y en qué medida.

El estilo gráfico resulta completamente retro, como si de un título de hace más de 20 años se tratara. Desborda personalidad por los cuatro costados, aunque en la gran pantalla del iPad quizás sufra demasiado.
El estilo gráfico resulta completamente retro, como si de un título de hace más de 20 años se tratara. Desborda personalidad por los cuatro costados, aunque en la gran pantalla del iPad quizás sufra demasiado.

En Pocket Planes debemos transportar pasajeros y su equipaje en nuestra flota de aviones alrededor del globo, de aeropuerto en aeropuerto, de pequeñas poblaciones a enormes ciudades. Podremos comprar aeropuertos, mejorar y personalizar nuestros aviones para lograr atraer a más usuarios y así hacernos con más beneficios. La propuesta en sí es bien sencilla: la propia interfaz del título –quizás el aspecto menos logrado del juego– nos irá informando de las diferentes destinaciones de nuestros pasajeros y de la cantidad de equipaje que debemos transportar. Acto seguido no tenemos más que pulsar sobre la ciudad de destino y ver una simple pero simpática animación de nuestro avión en pleno vuelo.

El nuevo título de NimbleBit presenta ciertos toques RPG en el progreso de nuestra aérea aventura; a medida que aumente nuestro tráfico aéreo y consigamos más beneficios, iremos subiendo de nivel, lo que nos permitirá adquirir más aeropuertos y desbloquear nuevos aviones de más capacidad. La sensación de gestión y simulación es patente en Pocket Planes; con cada paso que demos estaremos un poco más cerca de nuestro objetivo. También deberemos contar con ciertos movimientos estratégicos que mantendrán nuestro interés y supondrán un desafío más que interesante; deberemos tener muy claro qué nuevos aeropuertos queremos adquirir, si debemos renovar la flota de aviones inmediatamente o aguantarla un poco más o planificar correctamente las rutas comerciales para ganar más beneficios.

A nuestra disposición tendremos hasta 250 aeropuertos repartidos por todo el mundo con los que planificar las mejores rutas comerciales y conseguir así más beneficios.
A nuestra disposición tendremos hasta 250 aeropuertos repartidos por todo el mundo con los que planificar las mejores rutas comerciales y conseguir así más beneficios.

Esos maravillosos años
La ambientación está muy conseguida a pesar de contar con un apartado gráfico muy personal; su aspecto retro queda fuertemente representado por unos enormes píxeles que pueden extrañar a más de uno –especialmente en pantallas Retina o en iPad– pero que esconden una gran personalidad. El apartado sonoro es también muy alegre y evoca claramente al mundo de la aviación. Con cada notificación sonará el típico “ding” de los aviones comerciales, escucharemos el ruido de los motores de los aviones mientras duren los vuelos e incluso podremos leer los curiosos diálogos de nuestros pasajeros gracias a una pequeña aplicación compatible con Facebook llamada BitBook. A pesar de parecer algo descuidado en su presentación, Pocket Planes esconde mil y una sorpresas a los jugadores, pequeños detalles que complementan muy bien la jugabilidad del título.

Como se ha dicho anteriormente empezamos sólo con tres aeropuertos y a pesar de que, en general, se ha conseguido un buen equilibrio en la progresión del jugador, tardaremos demasiado tiempo en conseguir los primeros resultados, haciéndose algo tedioso y lento al principio. Otro de los mayores problemas de Pocket Planes reside en una jugabilidad monótona y muy poco variada, que no dejará mucho margen a la sorpresa o a los cambios de rumbo. Por otro lado, se ha puesto especial atención al componente social del título, mediante el cual se crearán continuos eventos en línea con objetos especiales para encontrar y repartir, con los que ganaremos cuantiosos beneficios, además de contar con tablas de clasificación online. Eso sí, debemos tener un nivel de inglés aceptable puesto que la totalidad de los textos son en dicho idioma.

La interfaz del título es quizás el aspecto menos conseguido de Pocket Planes. Podremos personalizar una gran cantidad de parámetros de nuestros aviones para hacerlos más atractivos a los ojos de nuestros clientes.
La interfaz del título es quizás el aspecto menos conseguido de Pocket Planes. Podremos personalizar una gran cantidad de parámetros de nuestros aviones para hacerlos más atractivos a los ojos de nuestros clientes.

Conclusión

Pocket Planes es un simulador completo, con muchos aspectos que gestionar y una presentación, tanto gráfica como sonora, divertida y con mucha personalidad, especialmente por su acabado retro. Además, sus toques de estrategia añaden el suficiente nivel de desafío como para mantenernos enganchados durante mucho tiempo, eso si tenemos la suficiente paciencia y aceptamos que su jugabilidad no es precisamente variada. Así, mientras que sus mecánicas pueden llegar a sorprender en un principio, terminarán por ser tediosas e incluso aburridas tras unas cuantas horas; eso sí, no olvidemos que Pocket Planes es muy divertido y presenta un aspecto genial. Ya podemos obtener lo último de NimbleBit en la App Store sin cote alguno, aunque si queremos acelerar nuestro avance, podremos adquirir ventajas mediante micro-pagos.

Lo Mejor

  • Presentación general retro muy divertida
  • Interesante mezcla de estrategia, simulacion y gestión
  • Integración social del título
  • Política freemium bien implementada...

Lo Peor

  • ...Aunque al principio puede ser muy lento
  • Jugabilidad repetitiva a partir de cierto punto
  • Interfaz algo desfasada
  • Totalmente en inglés
7
Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.

Jugabilidad 7

A pesar de ser un título freemium su curva de progresión está bien implementada; eso sí, al principio puede hacerse demasiado lento y tedioso. Su interfaz no está muy conseguida.

Gráficos 7

Su presentación general muestra un gran personalidad, con gráficos retro pixelados y muy coloridos. Eso sí, en la gran pantalla del iPad su aspecto puede resultar algo contraproducente.

Sonido 7

Los efectos de sonido son divertidos y representan muy bien la genial ambientación del título.

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana