Cracking Sands (IPH)

IPH, AND, IPD

Imagen de Cracking Sands (IPH)

Cracking Sands

IPH, IPD, AND

Nota Meri 6,5 Correcto

Usuarios

Tu Nota Puntua!

En un mundo desolado y devastado por la guerra global, un grupo de pilotos suicidas luchan por la supervivencia en un sociedad tribal, donde la posición y la riqueza sólo se consiguen participando en frenéticas carreras a muerte; bienvenidos a Cracking Sands, el nuevo juego de carreras arcade de Polarbit, creadores del divertido Reckless Racing 2 para nuestros dispositivos iOS y Android. A pesar de que a simple vista pueda presentar grandes paralelismos con la saga Mario Kart de Nintendo, ofrece una jugabilidad ligeramente diferenciada, además de un target de público de mayor edad. Trazados de todo tipo y con múltiples caminos, pilotos personalizables ‒a cada cual más estrafalario e hilarante‒ y una buena colección de modos de juegos son las cartas de presentación de Cracking Sands; repasemos en nuestro análisis las claves de tan prometedor y vistoso racer que llega a la AppStore y Google Play tras su paso por Windows Phone, no sin presentar novedades gráficas y juego online.

Inicios complicados
Cracking Sands no destacó especialmente en su primera aparición este pasado verano; tras el anuncio de que a principios de este año 2013 llegaría a iOS y Android, los fans de los racer táctiles esperábamos una re-edición con grandes novedades en su jugabilidad y a nivel técnico. Por desgracia, lo nuevo de Polarbit llega a la AppStore y Google Play prácticamente con las mismas virtudes y defectos, sólo añadiendo algunas novedades que, a pesar de redondear su oferta, no logran posicionarlo como uno de los referentes del género en iOS y Android. A primer vista parece todo un clon del gran Mario Kart; a pesar de presentar un estilo de juego muy similar, una vista prácticamente calcada y unos gráficos caricaturizados, este nuevo racer táctil está más enfocado a un público más adulto. Pero por desgracia, no ofrece tanta profundidad en su control, gracias a un interfaz que sólo permite manejar nuestro kart vía acelerómetro.

Cracking Sands llega a la AppStore y Google Play con la intención de sorprender a los fans de los racer más arcade y desenfadados; ¿lo conseguirá?
Cracking Sands llega a la AppStore y Google Play con la intención de sorprender a los fans de los racer más arcade y desenfadados; ¿lo conseguirá?

Así, no existe ningún tipo de joystick virtual o iconos de dirección para controlar nuestro vehículo, dando como resultado un control poco preciso y bastante aleatorio; para los que esperen realizar trazadas de infarto o complicadas maniobras de adelantamiento, Cracking Sands no es su juego. Sólo tendremos a nuestra disposición iconos para realizar distintas acciones, como pequeños saltos, disparar cohetes o usar una ametralladora, entre otros. El icono de exclamación situado en la esquina superior izquierda servirá para resetear nuestro kart tras chocar o quedar atascados en algún lugar de difícil acceso, algo demasiado habitual, por cierto. Con todo, desearíamos contar con otro tipo de control, más allá de dejarlo todo bajo la constante incertidumbre que provoca el uso obligado del acelerómetro de nuestro dispositivo táctil.

Trazados post-apocalípticos
Los circuitos disponibles son bastante variados en caminos a seguir aunque presentan una ambientación bastante homogénea; nos encontraremos con secciones en las que podremos alcanzar grandes velocidades y otras mucho más tortuosas donde la técnica de conducción será vital. En lugar de pasar sobre iconos multi-color para acceder a los power-ups, deberemos recoger baterías de energía para cargar nuestra barra de habilidades, lo que nos permitirá usar diferentes armas y ventajas dependiendo de su consumo; acciones como disparar diferentes tipos de armas o recurrir a un potente turbo que nos permitirá ganar algunas posiciones sin muchas complicaciones, quizás el power-up más útil debido a un uso de las armas algo descompensado; y es que llegar a impactar a un enemigo será bastante complicado con el interfaz que nos ocupa.

A nuestra disposición tenemos un buen arsenal, power-ups, karts y personajes configurables. La oferta se completa com varios modos de juego, con el multijugador como gran estrella.
A nuestra disposición tenemos un buen arsenal, power-ups, karts y personajes configurables. La oferta se completa com varios modos de juego, con el multijugador como gran estrella.

Podemos recoger monedas que utilizaremos para mejorar nuestros vehículos y personalizar nuestro piloto, quizás el aspecto más brillante del juego; tanto es así que, además de ofrecer todo tipo de aspectos ‒a cada cual más extravagante‒, según el equipamiento seleccionado modificaremos las aptitudes del piloto, que se verá favorecido en según que circunstancias. Así, podremos configurar la mejor combinación para lograr ciertas ventajas en una pista determinada. Las mayores diferencias con la versión original recaen en mejoras gráficas evidentes ‒aunque no sorprenden en exceso‒ y un modo multijugador realmente atractivo. Más allá de estas particularidades, la esencia del título se mantiene intacta, con sus alocados personajes, trazados de todo tipo y una música cañera que nos animará a correr más y más. La inteligencia artificial de nuestros contrincantes no es nada del otro mundo, aunque debido a las particularidades de su control, no resultará nada sencillo quedar primero en todas las carreras. Por otro lado, la sensación de velocidad no es muy elevada, transmitiendo poca emoción al jugador.

Conclusión

Cracking Sands llega a la AppStore y Google Play como un entretenido racer arcade ‒con evidentes similitudes con el gran exponente del género, Mario Kart‒ y que resulta tan divertido como controvertido en su control. Los títulos de carreras con auto-aceleración deben presentar un control preciso que permita disfrutar cómodamente de su fórmula; en este caso, por desgracia, no se consigue el compromiso entre ambos factores. Tanto es así que sería interesante contar con algún tipo opción para manejar nuestro kart mediante botones virtuales en lugar de obligarnos a usar el impreciso acelerómetro. Por lo demás, estamos ante un título correcto que entretiene pero no sorprende, con un buen número de opciones de personalización ‒a decir verdad, más estéticas que eficientes‒ y un buen abanico de modos de juego, destacando sobre el resto el entretenido multijugador. Los que estén muy interesados en el género ya pueden pasarse por la AppStore y hacerse con Cracking Sands por 4,79 euros o por Google Play por 3,73 euros con los textos en castellano; en este caso, las opciones vía micro-pagos se limitan packs de créditos para aumentar nuestra riqueza virtual de manera más inmediata.

Lo Mejor

  • Concepto de juego ameno y divertido
  • Algunas mejoras respecto al título original
  • Sistema de power-ups con personalidad
  • Grandes opciones de personalización

Lo Peor

  • Nula innovación en el género racer arcade
  • Control vía acelerómetro incómodo e impreciso
  • Sensación de velocidad demasiado pobre
  • Falto de personalidad; no llega a sorprender
6,5
Correcto

No es lo último ni lo más original, tampoco cuenta con la mejor ejecución, pero puede divertir si te gusta el género. Bien, pero mejorable.

Jugabilidad 6

La propuesta de Cracking Sands recuerda enormemente al gran exponente del género: Mario Kart. A pesar de ello, trata de llevar la fórmula a su terreno, pero no llega a sorprender en ningún apartado. El control vía acelerómetro lastra en gran medida la experiencia de juego.

Gráficos 7

A nivel gráfico se defiende bastante bien aunque sin grandes alardes ni vistosos efectos; eso sí, tanto los personajes como los niveles presentan un acabado más que destacable.

Sonido 6

Las melodías son animadas y nos animan a no dejar de correr; los efectos de sonido pasan algo más desapercibidos.

Multijugador 8

El modo multijugador es la gran estrella del juego con piques antológicos con nuestros amigos; apenas hay problemas de conexión o lag.

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana