My Tamagotchi Forever (IPD)

IPD, AND, IPH

Imagen de My Tamagotchi Forever (IPD)

My Tamagotchi Forever

AND, IPD, IPH

Nota Meri 5 Mejorable

Usuarios

Tu Nota Puntua!

Análisis de My Tamagotchi Forever para móviles iOS y Android

Tamagotchi, la popular mascota que arrasó en todo el mundo a mediados de los noventa, vuelve a la actualidad en forma de aplicación para dispositivos iOS y Android. Dejamos atrás el juguete físico en forma de huevo con tres botones y una pequeña pantalla pixelada para recibir una suerte de simulador de vida virtual de corte free-to-play cargado de publicidad y micropagos. Con ello, Bandai Namco pretende recuperar la ilusión de los niños de antaño, ahora adultos, y trasladar el concepto en forma de app alegre y colorida, diseñada para tratar de satisfacer las demandas de los más pequeños de la casa mediante móviles y tablets, no sin desviarse de los actuales cánones del modelo de negocio freemium como eje central de su regreso. ¿Conseguirá My Tamagotchi Forever llamar la atención de los niños del siglo XXI? Y a los adultos que en su día tuvimos uno o varios de aquellos ocurrentes gadgets, ¿logrará atraparnos con su nuevo formato virtual? La respuesta en nuestro análisis.

El regreso del Tamagotchi

Hace ya más de dos décadas que nacieron en Japón los llamados Tamagotchi (combinación de la palabra japonesa tamago, que significa huevo, y el término wo'chi, que proviene del inglés watch, reloj), obra de Aki Maita y comercializado por Bandai. Con millones y millones de ventas en todo el mundo, Tamagotchi se convirtió en todo un fenómeno social. Ahora, Bandai Namco pretende recuperar la esencia de tan querida mascota virtual con un nuevo free-to-play para móviles que nos invita a cuidar a nuestros propios Tamagotchi en la colorida villa de Tamatown, ofreciéndonos así muchas más posibilidades como cuidadores de nuestra propia mascota virtual. Y lo primero que llama la atención del título es su puesta en escena, tan simpática como agradable, sencilla pero con un estilo cartoon que atrapará sin duda a los jugadores más jóvenes. My Tamagotchi Forever respira encanto por los cuatro costados, algo muy de agradecer si tenemos en cuenta el target al que va dirigido.

tamagotchi-01.jpg Captura de pantalla

My Tamagotchi Forever nos propone cuidar de nuestras pequeñas mascotas virtuales como si del juguete original se tratara. Y a pesar de que existen notables diferencias sobre el cuidado directo del adorable ser pixelado (ahora tridimensional), el título se mantiene bastante fiel a su esencia. Tanto es así, que podemos alimentar, limpiar, mejorar el estado de ánimo y acostar a nuestro Tamagotchi, además de sacarlo a pasear para descubrir todo lo que nos ofrece Tamatown, que no es poco, a través de los principales iconos mostrados en pantalla. El propio Tamagotchi nos avisará de sus necesidades (nunca mejor dicho) y será nuestra labor atenderle como es debido. Gracias a nuestros cuidados y los minijuegos en los que participemos, ganaremos moneda in-game para adquirir comida, vestidos... Aunque como decimos, existen diferencias con el Tamagotchi de toda la vida; y es que en este caso ni enfermará ni morirá, tampoco se portará mal ni sabremos su edad, peso o nivel de disciplina. En este caso todo será bastante más sencillo y accesible, aunque no tan desafiante y con menos alicientes.

Los Tamagotchi clásicos más raros en imágenes

Pero una vez pasamos a las mecánicas de juego descubrimos la doble personalidad de un título que aspira a monetizar absolutamente todo; buena prueba de ello son los constantes anuncios y vídeos de publicidad que deberemos visionar o esperar a que terminen para ganar más monedas in-game que nos permitirán avanzar. O el tiempo de espera de aproximadamente dos horas para recuperar energía a través del sueño que podremos acelerar, de nuevo, completando vídeos de publicidad. También nos encontramos con numerosas opciones de compras integradas para hacernos con diamantes rosas, necesarios en muchos casos y a partir de cierto nivel para adquirir objetos para seguir avanzando; de lo contrario, el juego requerirá de muchas horas para seguir acumulando moneda in-game ya sea cuidando del Tamagotchi o participando en los minijuegos.

tamagotchi-02.jpg Captura de pantalla

Minijuegos como una suerte de Candy Crush en el que debemos lograr cadenas de formas y colores, un arcade de habilidad en el que debemos saltar de planeta en planeta y otro musical en el que debemos ser rápidos y tocar las teclas a toda velocidad, todo para hacernos con monedas extra; existen otros minijuegos extra como uno especialmente diseñado para la realidad aumentada de ciertos dispositivos móviles y otros que nos invitan a descargar apps de Bandai Namco de juegos clásicos. También podemos sacar a pasear nuestros Tamagotchi por Tamatown y lograr las mejores fotos en varias atracciones que podremos desbloquear a medida que subimos de nivel, algo necesario para acceder a nuevos objetos; con ello, iremos cumpliendo objetivos para ganar nuevas recompensas. Eso sí, todas estas actividades consumen energía de nuestra pequeña mascota, con lo que tras unas cuantas pruebas deberemos descansar para recuperar stamina. La aplicación se completa con una puesta en escena ideal para los más pequeños, con gráficos sencillos pero coloridos y todo tipo de efectos de sonido que harán de My Tamagotchi Forever una app decididamente entrañable.

Conclusión

My Tamagotchi Forever se convierte por méritos propios en una interesante app para los más pequeños de la casa; tanto es así, que los jugadores adultos que en su día tuvieron su propio Tamaghotchi en “formato físico” no encontrarán razones para dedicar tiempo a esta simpática aplicación móvil. Muchos cuidados básicos del original simplemente han desaparecido para dar lugar a un título ideal para niños pero que pierde toda la gracia si pretendemos encontrar algún tipo de reto o elemento que nos atrape, como la posibilidad de que nuestra mascota enferme, muera o se porte mal. My Tamagotchi Forever está totalmente orientado a un público infantil demasiado acostumbrado ya a las exigencias de un formato free-to-play que sólo pretende sacar dinero a los padres una vez se agote la divisa premium. Muy poco recorrido para una F2P que podría haber dado mucho más de sí, simplemente, trasladando la esencia del juguete original a la app móvil que nos ocupa.

Lo Mejor

  • Aspecto visual agradable y entrañable
  • Minijuegos complementarios

Lo Peor

  • El formato free-to-play arruina la experiencia
  • Simplificación excesiva de las mecánicas originales
  • Ausencia total de reto o desafío en el cuidado de la mascota
5
Mejorable

Puede tener elementos aceptables y entretener, pero en general es una experiencia que no dejará huella.

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana