Bravo Team (PS4)

PS4

Imagen de Bravo Team (PS4)

Impresiones Bravo Team

PS4 Impresiones

Historia reciente de Supermassive

Tras el gran éxito que cosechó Until Dawn en 2015, lanzando al estudio inglés Supermassive Games a la fama, con la ayuda de la gran potencia de Sony, han sido diversas las propuestas que nos han ofrecido, centrándose en los últimos años principalmente en la tecnología de la Realidad Virtual. 

Como experiencia complementaria a Until Dawn, dentro de su mismo universo, crearon Rush of Blood, donde nos montábamos en un carrito de una montaña rusa infernal y debíamos disparar con una escopeta a payasos y otros seres de pesadilla que se acercaran para atacarnos. También en 2016 pero cambiando mucho de perspectiva trajeron Tumble, el juego de puzles de PS3 a la Realidad Virtual.

Aún así, fue este pasado año cuando el estudio volvió a destacar con su Intenciones Ocultas. A pesar de tratarse de una historia breve, sus múltiples vías hacia distintos finales y la capacidad de jugarlo entre amigos tomando decisiones al unísono lo hicieron coronarse como uno de esos títulos de una tarde que nadie debería perderse si se busca pasar un buen rato y experimentar una interesante historia policíaca.

Recientemente también llegó a nuestras gafas de Realidad Virtual The Inpatient, una experiencia de terror que a pesar de su criticada corta duración y limitada jugabilidad, sirvió como precuela de la gallina de los huevos de oro del estudio, Until Dawn y resultó interesante.

Con Bravo Team vuelven a hacer otro intento en su empresa de lanzar un juego realmente notable para RV. Hace unas semanas estuvimos en las oficinas de Supermassive en Guildford (Reino Unido) y pudimos sumergirnos en el mundo del juego gracias a contar con las gafas de RV, un arma –aim controller- y sobre todo nuestra pericia. Os contamos en detalle que nos deparará Bravo Team y que impresiones nos dejó.

Bravo Team (PS4) Captura de pantalla

Bravo Team se sitúa principalmente en escenarios ficcionales inspirados en ciudades de Europa del este. Sus calles adoquinadas nos recuerdan a lo que podría ser Rusia, Praga o Budapest, aunque el nivel de detalle no alcanza tal magnitud y es tan solo un apunte. Contará con una campaña complementaria al modo cooperativo principal y a pesar de que no pudimos probarla directamente, su director -Neil McEwan-, nos aseguró que será interesante y en conjunción con los demás modos de juego sumará unas 3 horas de duración total.

Cubrirse, asomarse y ¡disparar!

El planteamiento jugable es sencillo. Nos ponemos en la piel de un/a soldado- los cuales cuentan con unas opciones de personalización muy limitadas- y junto a otro compañero debemos avanzar por los escenarios acabando con enemigos con la ayuda de nuestras armas y puntería. El trabajo en equipo es esencial, ya que a menudo nos encontraremos en la situación de estar rodeados por hordas aparentemente incesantes de soldados enemigos y deberemos coordinarnos para acabar con ellos. Seremos siempre dos contra el resto y ese segundo jugador podrá ser un amigo mediante el sistema cooperativo o bien estar controlado por la CPU. Un sistema de voz nos ayudará a comunicarnos directamente con el compañero para guiarlo o aconsejarlo.

Bravo Team (PS4) Captura de pantalla

Otra clave de Bravo Team son las coberturas. Neil McEwan nos explica como tras probar distintos modos de moverse por el terreno se decidieron por el actual, basado en avanzar de una cobertura a otra y asomarse para disparar. El motivo de no integrar la opción de desplazarnos libremente por el mapa se debe a querer evitar el mareo que se suele producir tras jugar durante un rato a algún título de Realidad Virtual. A favor de Bravo Team debemos decir que no nos llegó a marear en ningún momento de forma crítica, aunque al cabo de varios minutos la vista se sentía cansada y debíamos descansar entre niveles.

Cuando comprendemos el sistema de avanzar de cobertura en cobertura resulta efectivo, aunque los primeros minutos de tutorial nos pueden desorientar por ser algo distinto a lo que estamos acostumbrados. En los instantes en los que nuestro personaje se desplaza la visión pasa a ser en tercera persona, por lo que la cámara pasa de estar en nuestra mirada directamente para elevarse y mostrarnos un plano más cinematográfico. Ese es el efecto que querían lograr, según McEwan, una cierta espectacularidad en las escenas en las que nuestros soldados se deslicen por una rampa de cristal y acaben dando una ágil voltereta o salten un hueco en un edificio en ruinas de forma habilidosa.

Armados y listos

En las coberturas encontraremos munición, necesaria sobre todo en el modo Normal y Difícil (ya que en el Fácil es prácticamente infinita). Además, distintas armas especiales como un fusil de francotirador o una escopeta servirán para intercambiar nuestro subfusil habitual. Llevaremos una pistola sencilla con silenciador como arma secundaria que nos sacará de más de un apuro cuando la munición de la otra se acabe o nos tumben. En ese instante podremos seguir disparando con el arma pequeña mientras nuestro compañero acude en nuestra ayuda. Si lo tumban también a él la partida acabará y volveremos al último punto de control.

Bravo Team (PS4) Captura de pantalla

Nuestra visión será del arma desde un plano cercano- simulando el estarla sujetando- y cuando apuntemos tendremos una visión detallada de la mira, que nos servirá para fijar nuestro disparo. Con el subfusil que solemos llevar puede temblar el plano ligeramente, aunque el posible problema de dificultarnos una visión clara vendrá más ligado a las propias gafas de RV. Si no las ajustamos correctamente o se nos mueven durante la partida la imagen se puede tornar bastante borrosa y se nos complicará el poder apuntar y ver bien.

En general el sistema de disparos y combate de Bravo Team funciona e incluso se hace entretenido, si bien no es algo extremadamente revolucionario. De hecho, en algunos de los niveles en los que la apariencia gráfica era más inestable nos recordó a las recreativas clásicas en las que teníamos una pistola física disponible para apuntar, tales como Operation Wolf o el mítico Time Crisis por dar un par de ejemplos.

El nivel que más nos sorprendió de los que pudimos probar fue el de los tejados, en el cual disponíamos de un fusil de francotirador. La puntería era un factor clave para alcanzar las cabezas enemigas y resultaba satisfactorio conseguirlo. Con un sistema de zoom en la mirilla se debía encontrar de donde provenía el fuego enemigo desde los distintos tejados o ventanas de un alto edificio. También resultaba un tanto competitivo el hecho de estar jugando con un compañero y comprobar quién podía acabar antes con las amenazas mediante un tiro limpio.

Aún así, los tipos de armas que vimos nos resultaron un tanto insuficientes, ya que esperábamos obtener unas útiles granadas o al menos poder disparar a los habituales barriles rojos para acabar con más de un enemigo a la vez. Aún así, el director de Bravo Team nos indicó que no habían añadido elementos como los especificados para no desestabilizar el juego, queriendo basarse en la eliminación más táctica.

Bravo Team (PS4) Captura de pantalla

A ello va ligado el cuerpo a cuerpo, el cual vimos en un par de ocasiones al poder acercarnos a los enemigos por detrás- siguiendo el mismo sistema que el de coberturas- para acabar con ellos sin gastar munición. El problema derivado de ello es que solía ser poco efectivo, ya que tras abatir a nuestro objetivo sus compañeros cercanos nos veían y empezaba el tiroteo masivo, por lo que tan solo podíamos acabar con uno de ellos o como mucho con dos si nuestro compañero de equipo lo hacía al mismo tiempo. También experimentamos en una ocasión un pequeño forcejeo en el que un enemigo nos agarraba y debíamos pulsar X repetidamente para zafarnos de él o esperar a que nuestro compañero lo abatiera de un tiro.

Estructura de las partidas

 Bravo Team cuenta con distintos tipos de partida. La campaña, el modo cooperativo y uno derivado del último que sigue la misma estructura salvo por el hecho de que al acabar con los enemigos obtenemos puntuaciones. Si los matamos de un tiro en la cabeza nos dan el máximo, mientras que si se requieren diversos disparos el porcentaje obtenido disminuye. Estos puntos se van acumulando y si enlazamos diversas bajas tenemos un multiplicador que va aumentando mientras sigamos derribando soldados sin parar. Al final del nivel nos indican la puntuación obtenida y resulta interesante compararla con la del compañero para ver quién ha puntuado más alto.

En cuando a los niveles de cada partida, se diferencian por situarse en diversos escenarios: calles, edificios en construcción, carreteras en ruinas, tejados, etc. Dentro de cada uno pasaremos a través de unas tres fases o partes del mapa que deberemos limpiar de enemigos antes de proseguir hacia la siguiente. Los check-points no son muy constantes, por lo que en caso de tumbarnos a ambos deberemos repetir todo el trecho seguido hasta el último guardado automático.

Bravo Team (PS4) Captura de pantalla

En definitiva…

Durante el periodo de más de una hora que estuvimos sumergidos a Bravo Team – con sus descansos necesarios- pudimos determinar que se trata de un título aceptable y entretenido, si bien no revolucionario ni espectacular. Un shooter cooperativo para pasar un par de tardes en compañía de algún camarada de armas que se una a nuestra misión o con el que competir a ver quién obtiene más puntos o acaba con un mayor número de enemigos.

Mediante las necesarias gafas de Realidad Virtual y el Aim Controller entraremos en lo nuevo de Supermassive Games para practicar nuestra puntería y sentir una regresión al pasado a las máquinas recreativas con pistolas físicas que disfrutamos hace años, aunque esta vez en primera persona.

Gracias al sistema de movimiento entre coberturas, habiendo prescindido del podernos mover libremente, no nos marearemos al jugar, aunque es probable que la vista se nos canse y debamos parar entre niveles, algo necesario si queremos acabar las aproximadamente 3 horas que pretende durar el título. Ya sea en modo fácil o en el reto que supone el difícil, solos con la CPU o junto a un amigo, Bravo Team nos espera y ya se encuentra disponible para PlayStation 4 por un precio de 34,95€ o por 74,95€ si escogemos el pack que viene junto al Aim Controller.  

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana