Rayman Jungle Run (AND)

AND, IPD, IPH

Imagen de Rayman Jungle Run (AND)

Rayman Jungle Run

IPH, IPD, AND

Nota Meri 8,2 Muy Bueno

Usuarios

Tu Nota Puntua!

Rayman Origins consiguió situar a la popular mascota de Ubisoft entre los mejores plataformas del mercado; tras varios e irregulares spin-off –como los Rayman Raving Rabbids– que no convencieron ni a la crítica especializada ni a los fans del simpático héroe, Origins supuso todo una sorpresa en un género con verdaderas obras maestras. Tanto fue su éxito que apareció en diversas plataformas como Wii, PlayStation 3, Xbox 360, PC o PlayStation Vita. Ahora, y a la espera de recibir el próximo Rayman Legends exclusivo de Wii U, llega el turno de nuestros dispositivos iOS y Android con Rayman Jungle Run, un plataformas auto-run basado en el mundo de Origins convenientemente adaptado al interfaz táctil. Tanto es así que ofrece un apartado gráfico genial –sin nada que envidiar a las versiones de consola–, una jugabilidad frenética y adictiva y toneladas de diversión. Repasemos las claves en nuestro análisis de esta nueva aventura de Rayman.

Arte en movimiento
Lo primero que llama la atención de este nuevo título es su estupendo apartado gráfico, que poco o nada tiene que envidiar al Rayman Origins original; gracias al uso del motor gráfico UbiArt Framework propiedad de Ubisoft –también utilizado en las versiones de consolas–, Rayman Jungle Run ofrece unos gráficos realmente atractivos, con unos niveles detallados y unas animaciones geniales. Parecerá que estemos jugando al juego original en lugar de un port exclusivo de smartphones y tabletas. La mayor diferencia radica en su propuesta de juego que, sin abandonar las plataformas, ofrece una experiencia diferente a la jugabilidad clásica del género. Así, Rayman Jungle Run –tal y como insinúa el título– llega como un auto-run, eso sí, con algunas de las habilidades de Rayman que añaden variedad y un interesante nivel de desafío al desarrollo de la aventura.

Rayman Jungle Run llega a iOS y Android con toda la calidad de Origins pero convenientemente adaptado al control táctil; uno de los mejores plataformas auto-run de la AppStore y Google Play.
Rayman Jungle Run llega a iOS y Android con toda la calidad de Origins pero convenientemente adaptado al control táctil; uno de los mejores plataformas auto-run de la AppStore y Google Play.

De esta manera, sólo podemos interactuar con Rayman para realizar cuatro tipo de acciones diferentes: saltar, volar, correr por la pared y golpear; cada una de estas habilidades se añadirán a medida que logremos acceder a cada uno de los cuatro mundos disponibles. Así, en el primer mundo sólo tendremos que preocuparnos de superar todo tipo de obstáculos, como abismos o saltos imposibles. En el último mundo, en cambio, tendremos que combinar las cuatro habilidades de Rayman, dificultando enormemente el objetivo de cada nivel, que no es otro que hacernos con la máxima cantidad de lums posibles. No podremos retroceder –no hay joystick alguno para cambiar la dirección de Rayman– y sólo podremos correr hacia delante y sin descanso hasta alcanzar la meta de cada fase.

Si nos dejamos algún lum por el camino, la única opción para hacernos con él será reiniciando el nivel; aprendernos los diferentes caminos y obstáculos –además de buenas dosis de habilidad por nuestra parte– serán las claves para hacernos con todos. Así, al final de cada nivel recibiremos una puntuación por la cantidad de lums recogidos, hasta un máximo de cien. Si conseguimos recorger todos los lums de un único nivel, ganaremos uno de los nueve dientes de calavera para entrar así en la Tierra de los Muertos Furiosos, un mundo tenebroso de gran dificultad donde el único objetivo es lograr llegar al final –puesto que no hay lums que recoger–, tarea nada sencilla, por cierto.

Nuestro objetivo: hacernos con la máxima cantidad posible de lums para conseguir la mejor puntuación posible. Podemos usar cuatro habilidades básicas: saltar, volar, correr por la pared y golpear.
Nuestro objetivo: hacernos con la máxima cantidad posible de lums para conseguir la mejor puntuación posible. Podemos usar cuatro habilidades básicas: saltar, volar, correr por la pared y golpear.

Rayman el habilidoso
El control de Rayman está muy logrado y rápidamente nos haremos con sus mandos; y es que sólo deberemos tocar la pantalla en el momento adecuado para realizar la acción deseada. Tal como se ha dicho anteriormente, en el primer mundo sólo podremos saltar; será a partir del segundo mundo cuando empezaremos a sumar habilidades, lo que añadirá dificultad a tan adictivo plataformas. Así, en el segundo mundo podremos usar el famoso salto-helicóptero de Rayman, lo que nos permitirá alcanzar zonas inaccesibles o recoger lums demasiado alejados. En el tercer mundo ganaremos la habilidad de correr por las paredes y en el cuarto podremos golpear puertas de madera o despachar enemigos, ya sea a puñetazos o patadas. Una jugabilidad prácticamente calcada a Origins pero con la particularidad del auto-run, que lo acerca a una experiencia mucho más arcade que pondrá a prueba nuestros reflejos.

El diseño de los niveles es ejemplar y resultan perfectos para aprovechar cada una de las habilidades de Rayman. Eso sí, el título requiere de una continua mecánica de ensayo-error, resultando en momentos puntuales algo frustrante, especialmente gracias a algunos elementos que no terminan de funcionar como deberían; además, por lo general, no ofrece un nivel de dificultad muy elevado, con lo que los jugadores más experimentados podrán completar el juego rápidamente e incluso hacerse con las máximas puntuaciones sin mucho esfuerzo. Y es que cada nivel –de un total de 40– no durarán más de un minuto, con lo que la longevidad del título no es muy elevada.

El cuarto mundo nos pondrá las cosas más difíciles; tendremos que saber combinar las cuatro habilidades de Rayman para lograr nuestro objetivo, a pesar de que el nivel de desafío no es muy elevado.
El cuarto mundo nos pondrá las cosas más difíciles; tendremos que saber combinar las cuatro habilidades de Rayman para lograr nuestro objetivo, a pesar de que el nivel de desafío no es muy elevado.

Las melodías y los efectos de sonido mantienen la personalidad de Rayman Origins –aunque tras unas cuantas partidas resultan algo repetitivas–, con lo que las risas y la diversión están más que aseguradas. Para los fans de Rayman, Jungle Run ofrece una buena colección de bocetos, galerías de arte e imágenes desbloqueables gracias a nuestros avances, todo un detalle que demuestra el mimo y el detalle aplicado por parte de los desarrolladores. Al igual que Origins y el próximo Legends, Jungle Run entra por los ojos, con un apartado gráfico y un diseño artístico tan atractivo como encomiable. En el caso de las pantallas Retina, tanto los escenarios como los personajes ofrecen un nivel altísimo, pocas veces visto en nuestros dispositivos táctiles. Llega, además, completamente traducido a nuestro idioma; todo un detalle por parte de Ubisoft.

Conclusión

Rayman Jungle Run llega a iOS y Android como un gran plataformas, con toda la calidad de Rayman Origins pero convenientemente adaptado al interfaz táctil de nuestros smartphones y tabletas. Ofrece un control exquisito, unos gráficos sencillamente espectaculares y una jugabilidad frenética y adictiva. Sí, quizás resulte algo corto y el nivel de dificultad general poco elevado, con un abuso de la mecánica del ensayo-error; más allá de estas pequeñas particularidades que los alejan de la excelencia, Jungle Run es uno de los mejores auto-run de la AppStore y Google Play. Podemos descargarlo por un precio realmente atractivo de 2,39 euros con los textos en castellano. Tanto los fans de la franquicia como los aficionados a las plataformas no deben dejar de probar uno de los títulos táctiles del momento.

Lo Mejor

  • Gráficos soberbios, al nivel de Origins
  • Control táctil preciso y adictivo
  • Exitosa adaptación auto-run
  • Montones de extras por desbloquear

Lo Peor

  • Dificultad poco elevada
  • Música algo repetitiva
  • Longevidad limitada
8,2
Muy Bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.

Jugabilidad 8

Genial adaptación auto-run de uno de los mejores plataformas del pasado año en consolas; Rayman Jungle Run ofrece acción frenética y mucho humor, a pesar de que puede resultar algo corto y demasiado sencillo para los jugadores más avanzados.

Gráficos 9

Los gráficos son realmente atractivos, sin nada que envidiar a Rayman Origins; ofrece niveles muy bien diseñados detallados al máximo y personajes muy bien animados.

Sonido 7

El apartado sonoro es quizás su aspecto menos brillante, con melodías algo repetitivas; los efectos de sonido son similares a los de Origins.

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana