Fallout 3 (PC)

PC, 360, PS3

Imagen de Fallout 3 (PC)

[GC] Fallout 3

PC, 360 Avance

Se ha dicho mucho sobre Fallout 3. No son pocas las veces que, en estas mismas páginas, hemos comentado las virtudes de un título llamado a ser juego del año. En concreto, hace un año que comentamos nuestras primeras impresiones desde la GC de Leipzig. Las cosas parecen no haber cambiado mucho dentro del juego, que sigue siendo tan espectacular como siempre; pero no nos cansaremos de sentir en nuestras propias manos todas las sensaciones que este asombroso título está ansioso por transmitirnos.

El mundo de Fallout 3 es enorme, gigantesco, inmenso. Todo adjetivo que indique gran tamaño se queda corto para describir lo que nos hemos encontrado en nuestra visita a este mundo post-apocalíptico. De hecho, pese a partir desde el mismo punto inicial, de todas las partidas que se jugaron durante la feria, no hubo dos iguales. Cada pequeño avance, cada giro diverso, cada acción diferente… todo influencia el desarrollo de nuestra aventura, y las posibilidades son infinitas.

2_408.jpg Captura de pantalla

Tras salir de la tan famosa Vault 101, el sol nos ciega. No en vano, nos hemos pasado toda nuestra vida encerrados bajo tierra en dicho búnker, y nuestros ojos no están acostumbrados a la luz natural. La vista, según la recuperamos, es desoladora: ante nosotros se expanden hectáreas y hectáreas de terreno yermo y edificios destruidos a lo lejos, un desierto arisco consecuencia del desastre nuclear acontecido hace muchos años.

12_177.jpg Captura de pantalla

Avanzamos lentamente, acercándonos hacia alguna de esas zonas anteriormente civilizadas con el fin de encontrar algún tipo de superviviente de la superficie; en concreto, nos acordamos de la ciudad que nos mostraron un año antes, que rendía culto a aquella bomba que no llegó a explotar, e intentamos encontrarla. Los primeros pasos son bastante sencillos, acercándonos a las primeras casas destruidas.

1_850.jpg Captura de pantalla

Casi de improvisto, unas criaturas salvajes nos atacan, pero logramos deshacernos de ellas no sin algún que otro problema. El siguiente paso es registrar buzones y casas, en busca de objetos útiles para nuestro avance. El famoso artefacto ojo-bola volador es nuestra única compañía por la zona, aunque lo cierto es que está centrado en su propia ruta y no nos hace mucho caso. La sensación de estar solos en el mundo se hace cada vez más patente.

9_155.jpg Captura de pantalla

Unos cuantos pasos más para allá, oímos un extraño ruido que atrae nuestra atención, y vemos a través de una verja movimiento humano. O, más bien, eso es lo que pensábamos, ya que al llegar allí descubrimos que son mutantes, personas que han sufrido las peores consecuencias del desastre nuclear y cuentan con rostros desfigurados, asemejándose más a zombies que a los humanos que algún día pasado habían sido.

schoolyard01.jpg Captura de pantalla

Pag. 1 de 3

Anterior Siguiente

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana